EIVLYS: Aprendiz a intérprete de sueños

UN BEBÉ CON LA CARA DE MI PADRASTRO/REFLEXIÓN/SUEÑOS

UN BEBÉ CON LA CARA DE MI PADRASTRO

 

(2)

 

¿Os acordáis que hace poco soñé que había tenido un niño, un bebé con la cara de mi padrastro?

 

No me di cuenta en seguida. Le pregunté, esta mañana, al padre quien era este niño tan bonito de la foto y me contestó que era su hija. La última vez que había visto a la niña tenía un mes menos, ahora tiene 3 y había engordado bastante. Es regordeta, con una sonrisa alegre y despierta y de lejos es difícil apreciar si es niño o niña. Más tarde una amiga comentó que tenía cara de niño y me volví a acercar a la foto. Pues era cierto, de lejos no me había equivocado, parece un niño, de cerca se aprecia que se trata de una niña y dije: "¡Me recuerda a mi padrastro!".

 

¡¡¡No obstante todavía no me había dado cuenta del paralelismo con mi sueño!!!

 

En marzo (por mi cumpleaños) parí o quise parir simbólicamente a una niña y aquello me confundió porque llevaba al menos 9 años gestando un niño oniricamente más dos años de dilatación, quedaba la expulsión: ¿semanas, meses, lo había hecho ya, estoy haciéndolo...? Me dio mucho que pensar.

 

¿Si llevo tanto tiempo pensando en parir un niño, un cristo interior, un nuevo lado masculino, una nueva capacidad para pensar y actuar mejor y con más valentía, ahora los acontecimientos me están diciendo que está llegando una niña, un nuevo lado femenino, una renovada manera de sentir y de amar incondicionalmente? Me habría equivocado? ¿O acaso se trata de una nueva niña interior a punto de llegar a la luz con un fuerte lado masculino desarrollado?

 

Había notado ciertas sincronizaciones con el embarazo de la madre de la niña y mi propio embarazo onírico y estaba atenta a cualquier información que podía recibir para entender mejor mi propio proceso.

 

Hoy desde luego el confundir la niña con un niño y encima la sorpresa de ver en su rostro el parecido con mi amado padrastro, me está confirmando que durante todos estos años una parte de mi análisis estaba equivocado, jamás estuve gestando un niño varón pero si una niña dispuesta a equilibrar sus lados masculinos y femeninos. En realidad, es más lógico y me gusta mucho más la idea. Pero fue mi sentimiento de inferioridad para con el género masculino, el que me obligaba a gestar un varón y no una hembra: quería supuestamente ser tan fuerte como los hombres, porque me he sentido toda mi vida muy débil, incapacitada e inferior... buscando antaño, de manera muy equivocada, la protección y la fortaleza en ellos.

 

Próximamente os hablaré de algo que descubrí el sábado pasado en el  primer Simposium en Málaga: "Enigmas y misterios" y a mi parecer tiene mucho que ver con mi sueño colgado el 10/2/2011. Por cierto la niña nació, si recuerdo bien unos 4 días más tarde. La semana pasada mi hija cumplió 21 años.

 

Nuestros cumpleaños y los de nuestros hijos son fechas claves para nosotros.

 

Sylvie

Comentarios

ESO,ESO...CUENTA,CUENTA EN EL SIMPOSIUM..QUE TAL FUE...MUAAA

Añadir un Comentario: