EIVLYS: Aprendiz a intérprete de sueños

Inicios en el mundo de los sueños y las emociones.

Este blog recoge los inicios de una investigadora de sueños y sincronías... dando algunas posibles interpretaciones de sus propios sueños.

¿DEBEMOS ACEPTAR UN SUEÑO PREMONITORIO TAL COMO NOS LLEGA?

Escrito por eivlys 27-10-2009 en General. Comentarios (0)

¿DEBEMOS ACEPTAR UN SUEÑO PREMONITORIO TAL COMO NOS LLEGA?

 

¿Debemos aceptar una tirada de cartas del tarot, una lectura de un pozo de café, o de las líneas de la mano… tal como nos las cuentan o tal como las leemos nosotros mismos?

 

En absoluto.

 

Hasta podría ser peligroso. Hay mucha gente que tiene el don de leer, de adivinar, de ver pero no interpretan bien porque se dejan llevar por el ego, por sus propias convicciones, equivocaciones y sus traumas en general inconscientemente. Esto mismo nos puede pasar a nosotros.

 

Hay mucha gente que estudia algo, asiste a un curo y en seguida se ponen a enseñarlo, haciéndose pasar por sabios y profetas, esto también es peligroso. No irán muy lejos si se encuentran con un público inteligente, pero harán su agosto con los novatos, los dudosos y los necios bien intencionados.

 

Antes de echar cartas, ser psicólogo, interpretar sueños, leer bolas… sería conveniente educarse interiormente, limpiarse, purificarse de necesidades de aparentar, de manipular, de ganar dinero codiciosamente… Para un psicólogo o un psiquiatra sería útil hacerse un auto-psicoanálisis,  para cualquier otra persona, purificarse de vicios y traumas. Y este trabajo, se deberá realizar a lo largo de nuestras vidas, por ello la calma y el recogimiento interior, solicitando ayuda gracias a meditaciones, oraciones, reflexiones… es crucial.

 

¿Pero incluso en el caso de que nos hayamos purificado bastante bien, sería conveniente aceptar un sueño premonitorio tal como nos viene, un símbolo tal como lo recibimos, una tirada de cartas de un experto?

 

No, no necesariamente. Los sueños marcan una posible tendencia, las tiradas de las cartas igualmente. No hay nada escrito, no hay nada definitivo. Si el sueño premonitorio ocurre de noche, con poca luz, nos indicará que debemos indagar más para conocer la verdad sobre el asunto que nos interesa, si es de día, o se ve claramente los acontecimientos que ocurren en el sueño, al parecer tenemos capacidad para entender su significado de inmediato, pero no tenemos porque aceptarlo tal cual. Si el sueño nos habla con claridad de una tendencia nefasta, tendremos que ponernos manos a la obra para trabajar el cambio que deberemos operar en nosotros, pero sobre todo no deprimirnos, no sentirnos víctimas y paralizarnos. Si el sueño nos indica una tendencia negativa de otra persona o de unas circunstancias ajenas a nosotros que no nos gustan y nos afectan, sólo nos informa que se trata de una tendencia y que si está en nuestra vida, algún poder tendremos para cambiarla y este poder se llama AMOR.

 

Si os enteráis de antemano de una posible futura fechoría, el Universo os regala la oportunidad de cambiar este hecho, de sembrar amor, de cambiar el polo negativo de la circunstancia en positivo. No es tan difícil, una pizca de tolerancia, otra de buena voluntad, dos cucharitas de compasión, muchas sonrisas, y optimismo, y finalmente un gran cucharrón de fe.

 

Recordemos que no tenemos que tomarnos nada a título personal y que lo que se nos presenta en la vida, es nuestro, es nuestro espejo, se trata de un ejercicio para engrandecernos, expandirnos, para jugar a ser magos. El día del gran despertar a nivel Universal, nos daremos cuenta que sólo interpretábamos papeles, obras de teatro… y que al fin y al cabo, somos todos tan sólo hermanos, hijos del Padre.

 

Fleur de Lys.

EN EL CAMPAMENTO, ME ENSEÑABAN A MOVERME COMO UN DELFÍN

Escrito por eivlys 23-10-2009 en General. Comentarios (0)

IBA A UN CAMPAMENTO, ME ENSEÑABAN A MOVERME COMO UN DELFÍN.

 

Sueño: 21/10/2009

 

Es como si las únicas vacaciones que me correspondían ahora, era ir a un campamento como los de los “Boys Scouts”. No sé si de monitora o de alumna. Creo que iba a ser monitora pero antes tenían que enseñarme algunas cosas. No tenía muchas ganas por el poco lujo, el compartir medios humildes con los demás, como en los albergues juveniles. (…)  Siento que me esfuerzo para hacer este campamento. Siento que si quiero vacaciones, son las únicas vacaciones que me puedo permitir, pasar 15 días de verano en un campamento con niños pequeños. No tengo dinero para irme por allí.

 

¡Ahora aparece mi hijo y me dice que he sido elegida para pasar mi campamento en “Hawai”! Ha visto mi nombre en una lista. Me animo mucho, voy a conocer otro país y además “Hawai”. Pero después dudo de que sea esto cierto, ¿Cómo es posible si soy una recién llegada, que me den a mí la oportunidad de hacer un viaje tan increíble? ¡Tendrá que haber un protocolo, los más antiguos primero, los que han hecho más que yo, se irán antes que yo! Creo que se trataba de un sorteo, según me dijo mi hijo. Todavía no me lo puedo creer, debe haberse equivocado. ¡No creo que me vaya a tocar tanta suerte en un sorteo, R. no habrá leído bien! ¿Cómo es posible que me toque ir yo a Hawai, no es posible que yo tenga tanta suerte,. ¡Debe ser una equivocación!

 

Ahora veo que me están enseñando fuera del agua a moverme como un delfín. Mi cuerpo era como una ola y tanto yo como los demás, los que me enseñaban, se extrañaban de lo ágil que yo era, de la fortaleza y la elasticidad que yo demostraba tener. Al principio me costó un pelín, pillar el truco, lo que querían decirme que hiciese, pero una vez pillado el truco, de pronto parecía que lo hubiese hecho toda mi vida. Pero es más sentía como había fuerza en mi cuerpo para hacer ejercicios imposibles. Había algo muy difícil, había algo que me sujetaba los pies y no entendía como podía hacer estas cosas. Siento similitud con algo que vi ayer de refilón en la tele en el programa “Tú si que vales”, un padre polaco con su hija: “Golden Duo”. Vi sólo el final, cuando el padre le agarra a la hija por los tobillos, sentía yo una cosa parecida, que alguien me agarraba por los pies y podía hacer lo mismo.

 

Reflexión sobre el sueño:

 

Entiendo una gran similitud con lo que me pasó con mi profesor de religión de mi infancia y el sorteo de la estampa de Jesús (ver el artículo Un Camino de Rosas 17/10/2009). El sueño me indica que todavía pienso que no me merezco que me toque lo que deseo. Sé por experiencia que atraemos lo que pensamos, si pienso que no me merezco lo mejor, que todavía no soy lo suficientemente perfecta para tener algo bueno, no lo tendré. ¡Mi hijo me dice que me ha tocado un viaje en un sorteo y todavía dudo!

Cuando realicé el significado del sueño, me puse eufórica y todavía me dura la alegría. También coincide con otros sueños que tengo, que voy a hacer un viaje y la canalización de otra persona. ¿Será un viaje simbólico o será un viaje de verdad? Hace un año o dos soñé que iba a hacer un viaje con una persona pero que esta persona tenía que hacer primero una especie de iniciación, por lo cual me iba yo sola a ROMA donde me encontraba con el CARDENAL BLANCO. Yo era su discípula en el vaticano, sentía que era El Conde de Saint Germain. Por las mismas fechas otra amiga (O) tuvo un sueño en el que le ayudaba un camarero, un Maître en un sitio, como una biblioteca, con una especie de libro sagrado. Después de un rato al desaparecer, ella lo buscó y le comentaron que aquel camarero no era en realidad un camarero sino un CONDE y que estaba muerto, le enseñaron una especie de monte con una puerta donde se suponía que estaba su cuerpo (si recuerdo bien lo que me contó). Cuando ella me relató el sueño, sentí el conde de Monte Cristo y un paralelismo con el Conde de Saint Germain, a ella le pasó igual.  ¡Pues a los pocos días, resultó que parte del sueño se hizo realidad, se encontró en el lugar donde supuestamente estaba aquel camarero y al día siguiente echaron la película “El Conde de Monte Cristo” en la tele!

 

Os diré que la palabra camarero en francés se dice “Serveur” (el que sirve) y los camareros sirven las bebidas y la comida. Pero era un “Maître”, no era un camarero normal y corriente, era un Maestro. Siento similitud con el Maestro Jesús con su humildad, cuando sirve a los apóstoles y cuando les lava los pies en la última cena. Misma humildad que tuvo el padre Damien cuando sirvió a los leprosos en Hawai.

 

Este sueño lo tuvo O. más o menos cuando tuvo su cena navideña de empresa, la misma semana tuve yo también mi cena de navidad y en mi caso se realizó otro sueño con una mesa navideña en casa de mis abuelos paternos donde había un hombre que sentía era especial, de pronto se puso a recoger la mesa y fregar los platos el mismo, como si de un camarero se tratase, sentía que era médico.

 

Otro dato curioso es que hace años Pepi (rosa/conejo) soñó que yo era Morgana y más tarde O.- el año pasado quizás - tuvo otro sueño en el que se encontraba delante de varias puertas (3), en una de las cuales estaba la bruja Morgana acompañada de otra persona que le invitaba a entrar, detrás de la puerta había luz.

 

Os recuerdo que Morgana fue la hermana del Rey Arturo. En todas las mitologías siempre hay controversia en el carácter de los dioses o personajes. Para mí Morgana puede representar la diosa/bruja que puede haber en cada mujer, el yin y el yang, el lado luminoso y el lado oscuro, el ego superior y el ego inferior. Nos corresponde limar nuestros instintos más bajos para alcanzar nuestra parte más sublime. Bien podría representar Merlín lo opuesto masculino de Morgana.

 

http://es.wikipedia.org/wiki/Morgana

 

http://eivlys.blogspot.es/img/morgana.jpg 

 

Cuando vi al Golden Duo, me quedé impresionada más por el amor que había entre el padre y la hija, que por su actuación. Había una unión fuertísima de respeto y amor entre los dos. Los dos sentían adoración mutua, el progenitor por las capacidades nacientes de su hija, estaba muy orgulloso de sus esfuerzos, y la hija por la dedicación exclusiva de su padre por ella. Había apoyo, enseñanza, cariño… cuánto agradecimiento había en los ojos de aquella niña por su padre.

 

Yo quise a mi padre pero jamás sentí esto de él por mí ni de mí por él. Busqué erróneamente esta sensación sin encontrarla, pero ahora que busco en mí mi lado masculino, mi propia fortaleza, mi propio apoyo, empiezo a sentir esta sensación por mi misma y al mismo tiempo siento que el padre celestial, el Universo siente esto por mí y yo por EL. Cada vez que recuerdo la mirada de aquella niña pequeña por su padre, siento que es lo que yo experimento por nuestro Padre común. Y en la mirada de aquel padre polaco, siento la mirada de Dios puesta en mí, su humilde hija.

 

Y con esto dejará de cantar el gallo.

EL HIPERTIROIDISMO

Escrito por eivlys 20-10-2009 en General. Comentarios (2)

HIPERTIROIDISMO:

 

La glándula del tiroides está situada en el 5º chakra: el chakra de la expresión y de la creatividad. Una persona que está teniendo problemas a nivel de este chakra, debería preguntarse si en su vida no tendría tendencia a callar demasiado o a hablar en demasía, lo que desequilibraría uno o varios  órganos relacionados con la zona de la garganta. Como he aprendido recientemente gracias a Felix Irrigoyen que practica la medicina china, parece ser que el hipertiroidismo vendría de un hígado fuerte que lanza destellos hacia fuera y se encuentra con un estómago débil. Este estómago dejaría pasar estos destellos hasta el tiroides u otros órganos…

 

Un hígado fuerte podría representar ira contenida contra uno mismo. Hay gente que expresa su ira hacia fuera, la descarga negativamente contra cosas o contra ciertos individuos, otras personas más inteligentes intentan solucionar el conflicto hablando y buscando soluciones adecuados para sí mismas y para el entorno, y otras por miedo, por culpa o por otros motivos, prefieren callarse y se corroen por dentro. De las tres soluciones, ésta última es la peor para la salud.

 

Cada uno de nosotros nace con dones, algunos son matemáticos estupendos, otros cosen de maravilla… y otros pocos son oradores natos. ¿Qué pasa si una persona nace con el don de la palabra pero por razones desconocidas, no se atreve a hablar, a expresarse? Bloquearía este 5º chakra preparado especialmente para la comunicación con el resto del mundo y enfermaría. Cuando tenemos una dolencia, debemos retirarnos a meditar y hablar con el órgano enfermo, preguntarle qué es lo que realmente quiere transmitirnos. Dejemos a nuestros órganos la oportunidad de hablarnos, como si fuesen entidades sabias, que se mueren de ganas por colaborar con nuestra alma. Recuerdo todavía una de mis primeras meditaciones, cuando vi como unas olas llegaban a mis pies, de pronto sentí que eran olas de lava y al mismo tiempo sentía náuseas, ganas de vomitar algo, aunque tenía el estómago vacío. Sentí que mi propio cuerpo era como un volcán pronto a entrar en erupción. Necesitaba imperiosamente echar algo que venía de mis entrañas pero no entendía su significado. Más tarde interpreté y sigo pensando lo mismo, que podría ser como una subida de Kundalini, aunque al parecer no elijo el camino más adecuado, ya que tanto mi 4º como mi 5º chakras están bloqueados. Podemos elegir el camino de la enfermedad o el de la comprensión para evolucionar, ascender, liberarnos…

 

El 5º  chakra como ya lo he comentado más arriba es también el centro de la creatividad, del hacer. Si nuestra vida está bloqueada, aburrida, no tiene sentido, estamos amargados porque no encontramos nuestro lugar en la sociedad… no encajamos, nuestro tiroides también podría enfermarse y así de camino avisarnos de que algo en nosotros no anda bien. Hay gente que no hacen nada de sus vidas, pero viven muy felices, en este caso no arriesgarán enfermarse. El detonante de una dolencia es una inquietud interna no escuchada, no atendida.

 

En el mapa corporal de las flores de Bach, la zona de la garganta donde se encuentra el tiroides, es una de las zonas de la “Violeta de agua”. Esta esencia floral está especialmente requerida en el caso de que una persona prefiera aislarse del mundo, no comunicándose con los demás, por excesivo sentimiento de superioridad sobre sus congéneres. Una persona Violeta de Agua equilibrada, es una persona que por su naturaleza necesita estar tranquila y pasar largos momentos a solas consigo misma, con su propia alma, pero cuando se requiere su ayuda, es capaz de salir gustosamente de su cueva para prestar servicios a otras personas, comunicarse con el mundo exterior.

 

Si acudimos al Libro de Rüdiger Dahlke “El mensaje curativo del Alma”, veremos que la simbología de la enfermedad revela en el caso del Hipertiroidismo que los pacientes tienen miedo y al mismo tiempo un apetito insaciable por la vida.

 

“… El corazón late más de prisa, la tensión sanguínea y la temperatura corporal aumentan y se producen sudores y nerviosismo. El desasosiego motor se traduce en inquietud, temblores y agitación, mientras que el insomnio roba al cuerpo un descanso que necesita con urgencia. Los ojos tiemblan de inquietud, están muy abiertos e incluso pueden ser protuberantes. Los pacientes llevan escrito en la acara el espanto, como un estrangulado cuyos ojos totalmente abiertos por el horror parece que quieren salirse de sus órbitas. Estos ojos no sólo están abiertos por el miedo, sino más despiertos de lo normal; en estado de máxima alarma esperan una lucha a vida o muerte para la cual el resto del cuerpo también se prepara. (…) En historias clínicas de personas es más habitual que el espanto se proyecte hacia el futuro, con la carga emocional que esto implica durante un tiempo prolongado. (…)  Además de en la expresión facial, el miedo se refleja en el deseo irrefrenable de defecar que tanto atormenta a los enfermos. En lugar de vivir su miedo de manera consciente lo hacen a través de sus intestinos. En cuanto a los sudores están producidos tanto por el miedo como por un esfuerzo excesivo y la tensión. (…) Los ojos totalmente abiertos también pueden reflejar ansias de combatir o, incluso, curiosidad. Sintiéndose amenazados y sin concederse ni un minuto de pausa, los pacientes parecen estar preparándose para hacer grandes cosas que exigen todas sus fuerzas. Todo apunta a un ataque, como si estuviera a punto de producirse una lucha encarnizada. Sin embargo, ni ellos mismos lo saben, al contrario, observan sus síntomas desde una gran distancia interior y suelen vacilar mucho tiempo antes de acudir al médico. No es habitual que soliciten la baja por enfermedad, sino que aguantan el mayor tiempo posible. Su espíritu combativo está sumido en la sombra y ellos no son en absoluto conscientes. Por el contrario, su cuerpo demuestra con toda sinceridad, a través de los nódulos y el abultamiento del cuello, qué importantes son para el enfermo la expansión y el desarrollo así como los esfuerzos que está dispuesto a hacer para conseguirlo. No sólo quieren seguir sino incluso avanzar. Su insaciable apetito demuestra un apetito igualmente insaciable por la vida. Nunca tienen suficiente y frecuentemente su ambición termina por consumirlos a ellos mismos. Esta forma de avaricia está en un primer plano. En ocasiones la inquietud se traduce en auténticas vibraciones o palpitaciones del bocio. Está situación tiene algo de consuntiva, el metabolismo basal es tan elevado que los pacientes pierden mucho peso, lo cual no hace sino reforzar aún más esta impresión; se consumen por su ambición y voluntad de hacer cosas.  (…) Los pacientes están tan despiertos que apenas pueden pegar ojo; durante el día los párpados tiemblan y durante la noche procuran no dormir. Teniendo en cuenta que el sueño es el hermano pequeño de la muerte, el hecho de evitarlo no hace sino cerrar el círculo en torno al miedo a la muerte. Algunas historias clínicas permiten concebir sospechas de que los pacientes tienen miedo de llegar al final de sus vidas sin haber vivido. Llama la atención que el hipertiroidismo afecta cinco veces más a las mujeres que a los hombres. Una posible razón puede ser que cuentan con muchas menos posibilidades para crecer y abrirse camino en la sociedad, por lo que existe mayor probabilidad de que sean relegadas. (…)

 

¿Miedo a qué? A la propia muerte, o al no ser nada, o trauma por lo que pasó en experiencias pasadas y necesidad de luchar para ser más fuerte y estar preparado para futuras batallas… En mi caso, como lo podréis leer en otros artículos, como en la investigación ROSA/CONEJO, se debe a una muerte prematura en otra vida a manos de un asesino. Aquella experiencia y luego otras menos traumáticas, me empujan a “HACER”, a destacar, a prepararme, a expandirme… No temo a la muerte, ya que tengo muchos contactos con el otro lado del velo, pero sigo temiendo no ser nada, de allí mi apetito insaciable por la vida, por llenar mi vida de experiencias que se traduce en impaciencia y angustia por hacer más y más cosas… Pero desgraciadamente, fuerzo tanto que a la vuelta de la esquina, termino agotada sin poder hacer nada, con cansancio, dolor de cabeza, debilidad…

 

Solución: Un buen psicoanálisis, escuchar su cuerpo, sinceridad para aceptar los errores, fuerza de voluntad para cambiar actitudes erróneas, dejar hablar el alma, meditando, interiorizando… pero yo diría que sobre todo conectar con nuestro ser interno, con nuestra parte divina porque si hay tantos miedos en nuestras vidas - algo comprensible en el mundo de la materia en el que vivimos, volcado nada más que en destacar, robar, guerrear, aplastar a los demás… - jamás podremos superarlos si seguimos pensando que estamos separados, abandonados de Dios. ¿Cómo puedo yo, una persona hipersensible, con ganas de amar, de ofrecer ternura, paz, alegría… defenderme en un mundo que practica todo lo contrario, donde no se valora para nada las cualidades del amor, de la justicia, de la tolerancia, de la ayuda a terceros…? Para mí la parte espiritual es fundamental para cualquier sanación. El hecho de saber que soy eternamente querida, entender ahora por fin que me apoyan para que encuentren el camino de la felicidad y el bienestar, es imprescindible para poder superar mis miedos. Si no tuviese el respaldo de mis guías, de mis ángeles, de maestros… estaría completamente hundida en el terror.

 

Hace más de 20 años enfermé de hipertiroidismo y hace unos 18/19 años me operaron y quitaron parte del tiroides para dejarme hipotiroidea, con la gran suerte de no estar ni hiper ni hipotiroidea. En marzo/abril del 2009 había vuelto a enfermar (mi glándula había recuperado su tamaño normal) pero esta vez no quise medicación y vi una oportunidad de poder curarme con las emociones. Rechazé el tratamiento que me ofreció mi endocrinóloga y escuché mi cuerpo, aminoré las marcha, medité, reflexioné, opté por la acupuntura y la fitoterapia como tratamiento de choque (3 meses) y sobre todo decidí ser creativa con este blog, hablar y comunicar mis investigaciones, dar charlas, volver a trabajar los sueños de otras personas...

 

El 7 de octubre de 2009 me fui a la endocrinóloga Dra. Mancha del ambulatorio Barbarela en Málaga y me enteré que la analítica era normal.

 

En el informe pone: “No llegó a iniciar el antitiroideo. Eutiroidismo actual: TSH 1.38, T4L 0,77, T3L 2.7. Supervisión por su médico; enviar si lo precisa. Hipertiroidismo 1º autoinmune recidivado resuelto".

 

Me aconsejó acudir a mi médico de cabecera en caso de volver a tener síntomas o hacer un análisis una vez al año.

 

Hoy 27 de enero de 2011 sigo estupendamente, sin ningún problema de tiroídes, después de varios análisis.

 

Sylvie

 

UN CAMINO DE ROSAS/SUEÑOS

Escrito por eivlys 17-10-2009 en General. Comentarios (0)

¿Un Camino de Rosas?

 

En agosto recibí varias veces la simbología de un “taxi”, incluso un amigo dijo que estaba harto de ser “taxista” para la gente. Tardé varias semanas en entender lo que me traía aquella palabra.

 

El 16/9/2009 leo “El problema y la respuesta” p. 234/5 de un Curso de Milagros, que dice más o menos esto: “Podemos pedirle al Padre lo que sea y nos lo dará sin que le tengamos que dar nada devuelta, a cambio”. Otra idea similar la podréis leer en una de las canalizaciones en www.Jeshua.com. No tenemos que esforzarnos para nada para obtener la abundancia, pedir y se os dará. Estas afirmaciones vienen a refutar mis varias visiones alentando a ser únicamente feliz y dejar de sufrir. Hoy Carlos Espinosa en su charla en el Colegio Doctor Fleming, repite lo mismo: la nueva espiritualidad no quiere ya el sufrimiento. Todos tenemos que elevar nuestra consciencia y ayudar a la tierra a dar el paso al siguiente nivel.

 

Lo que leí en septiembre me hizo rememorar un sueño que tuve hace muchos años:

Me encontraba siendo adulta en una clase de religión, mi profesor que era una persona que había conocido hacía poco tiempo, me devolvía con desprecio mi examen corregido con una nota “no aprobado”: un “4”, porque no había dibujado al diablo, la figura del diablo del tarot de Marsella.

 

y recordé dos clases de religión de cuando debía tener unos 7/8 años. Una me marcó más que la otra.

 

Un día apareció nuestro profesor de religión con varias estampas de Jesús. Como no tenía para todos decidió sortearlas. Nunca he sido especialmente religiosa y si asistí a estas clases e hice mi comunión fue por imposición materna. Pero aquel día sentí en lo más profundo de mis entrañas que yo quería una estampa de Jesús y supe en mi interior que a mi me iba a tocar por el hecho de que yo lo desease de todo corazón. Sentí el gran poder del deseo y la fe en mí. Pues, queridos amigos, ¡no me tocó! Fueron tales el impacto y la frustración del deseo no conseguido, que me derrumbé en lágrimas delante de todos mis compañeros. No pude contenerme a pesar de la vergüenza. En este momento, el profesor se me acercó y me regaló una estampa que le quedaba. Pero era tal la vergüenza de haber conseguido la estampa gracias a la lástima que me tenía el profesor, que se la rechacé.

 

¿Por qué rechazaría aquella estampa que tanto deseaba? Porque me enseñaron que llorar era de debilidad y yo debía ser fuerte. Cuando era pequeña confundía la lástima y la compasión. Y lo que fue un acto compasivo por parte de mi profesor, lo interpreté como una lástima y no le permití tenerme lástima. Toda mi vida se ha resumido en no aceptar regalos, porque no debo, debo demostrar que soy capaz de conseguirlos por mi misma, no por el camino fácil del lloriqueo. Cualquier camino fácil, para mí no es el camino verdadero. ¿Pero por qué? Por la otra lección de religión que me dio este profesor o una monja, ya no lo recuerdo bien.

 

La lección de la ROSA. Nos enseñaron a todos que para entrar en el reino de los cielos debíamos hacer el camino de las espinas y para que lo entendiésemos correctamente nos enseñaron una ROSA roja preciosa. Nos comentaron que para llegar a la flor, antes nos encontraríamos a las espinas, que no debíamos eludir bajo ningún concepto. Recuerdo muy bien como imaginé la rosa con un gran resplandor de luz a sus espaldas, sentía a la virgen delante de las puertas del cielo, invitándome a iniciar un camino de dificultad, de penas y sufrimientos para merecer al fin el regalo de la rosa y el paraíso eterno.

 

Mi niña pequeña de 7/8 años no podía entonces aceptar el regalo del profesor. No había demostrado ser merecedora de la rosa, porque había sido débil, había lloriqueado. Toda mi vida ha sido un intento de esfuerzo y fortaleza para llegar a la perfección de la Rosa, pero como el concepto de la palabra “perfección” es tan vago, jamás podré llegar a ella. Hoy me corresponde aprender que puedo ser merecedora de todo sin hacer esfuerzos, por ser una hija querida de mi padre, como lo somos todos nosotros.

 

No sé si os habréis dado cuenta, pero en realidad, mi plegaria fue escuchada pero jamás hasta el mes pasado me había dado cuenta. Yo deseaba de todo corazón esta sencilla estampa y la conseguí en realidad, pero vino a mí de la manera que yo no esperaba. Y la rechacé, fui yo la que no quise el regalo, porque creí que no había trabajado lo suficiente para merecer aquel obsequio. ¿Os preguntaréis por qué el Universo no me regaló aquella estampa simplemente en el sorteo? Hubiese sido más fácil y al fin y al cabo era mía propia por el deseo y por mi fe. Simplemente porque tenía que entender hoy, casi 40 años más tarde, que estaba equivocada al pensar que no me merecía aquella estampa, aquella rosa sin sufrir. Si el sorteo me hubiese dado la imagen de Jesús, no hubiese llorado, no hubiesen brotado emociones, gritos de desesperanza desde mi interior, no habría estado traumatizada por la experiencia, y por lo tanto no habría trabajado este trauma el mes pasado hasta sanarlo. El resultado final era el mismo, yo deseé la estampa y la recibí, pero en mi mente había un concepto equivocado que yo debía reparar, cambiar hasta ser curado. Para llegar a la ROSA, y por consiguiente a las puertas del Reino de los Cielos, debo emprender el camino del revés: de ROMA a AMOR.

 

También había otra razón por la cual, rechacé la imagen. Le había comentado mi maestro ateo a mi madre que el nuevo profesor de religión era un antiguo “taxista”. Había sentido desprecio de mi maestro por aquel hombre y como mi maestro daba una imagen de fortaleza e inteligencia, no podía recibir ninguna clase de sabiduría o espiritualidad de un “simple taxista” que no tenía ningún estudio. Al condenar a aquel hombre a ser un simple taxista toda su vida, me condenaba a mí a no poder nunca cambiar y mejorar en el camino espiritual. Os recuerdo que somos espejos, la fibra que nos toca nuestro interlocutor, es sencillamente nuestra. Como juzgamos a los demás, en realidad es como nos juzgamos a nosotros mismos.

 

Hace unas dos semanas vi un coche muy especial que parecía un taxi de otra ciudad o de otro país, a los pocos días al lado de donde lo había visto recibí más datos referentes a un asunto que tengo en mente desde hace tiempo. ¿Me estarán haciendo reflexionar sobre el camino a elegir, sobre la futura actitud que deberé tomar? ¿Hay un camino de pétalos de rosas, lleno de regalos en vez de dificultades que me está esperando? Hasta ahora cuando pienso en el asunto que tengo entre manos, tengo miedo de las dificultades que voy a encontrar para obtener aquello que deseo, pero quizás me estén diciendo que todo puede ser mucho más fácil de lo que yo creía simplemente porque me pertenece. El problema reside solamente en el hecho de creer que todavía no me lo merezco y deba perfeccionarme aún más para obtener aquello que tanto ansío.

 

La semana pasada estuve hablando con mi madre sobre el ego, el arcángel San Miguel, el Rey Arturo y bien evidentemente sobre la Zarzamora. Y me entero por ella que tiene en su jardín un árbol con moras pero no tiene espinas, porque las moras que recogí con Mayte son moras silvestres, que las que ella tiene son de cultivo. En francés MORA se dice MÛRE, que también puede traducirse como MADURA. Me gustó el juego de palabras, porque me hizo pensar que tanto Mayte como yo debemos madurar un poco y quizás no hacer tantos esfuerzos para llegar a la bella durmiente que hay en nosotros, no romper tantas zarzas, tantas espinas con nuestras espadas para llegar a la fruta: la mora. Tenemos que adiestrar, domesticar a la mora salvaje que hay en nosotros para llegar a la “Mûre” de cultivo. Es tiempo de madurar. El camino del revés de MORA a AMOR.

 

Este artículo aparece igualmente en el apartado "Experiencia telepática Rosa/Cojeno 3ª parte"

 

Sylvie

EXPERIENCIA TELEPÁTICA ROSA - CONEJO, 3ª PARTE/INVESTIGACION

Escrito por eivlys 09-10-2009 en General. Comentarios (1)

EXPERIENCIA TELEPÁTICA

ROSA - CONEJO

3ª PARTE

 

En esta tercera parte iré añadiendo los elementos tales como aparecen en mi vida. Pondré las fechas de cuando añado capítulos nuevos.

 

Sé que para los asiduos que leerán los artículos, no será fácil no perderos. Quizás en el laberinto del blog os vayáis a despistar de vez en cuando porque a veces iré poniendo cosas en un apartado y a veces otras en otros. Lo haré conforme lo sienta o esté inspirada, pero intentaré recordaros datos o mandaros hacia un artículo como recordatorio si estuviese en otra sección de la revista.

 

9/10/2009

 

Empezaré hoy con las visiones que recibí en la última sesión del tambor de Rosa el sábado 19 de septiembre en Fuengirola.

 

 

http://eivlys.blogspot.es/img/rosablanca1.jpg 

 

Nos fuimos al final de la playa de Caravajal y colocamos nuestras toallas en forma de círculo alrededor del tambor, como si de un reloj se tratase. Como es habitual antes de hacer vibrar el tambor, Rosa explica el trabajo que va a hacer e invoca a Jesús, María, José, ángeles, guías espirituales, ondinas, elementales, alce negro… (y esta vez especialmente llamó a LA REINA DEL MAR) para que nos ayuden personalmente en nuestra sanación individual.

 

Hasta trajo un dibujo de la Reina del Mar que me llamó enseguida la atención. Hace cosas de dos meses fuimos unas cuantas amigas a escuchar a otra cantar en la Iglesia “Estella Maris” de Málaga (virgen y el niño). Recogí mucha información aquel día. Más tarde el marido de mi madre nos invitó a cenar en el Restaurante Chipriota de Fuengirola, donde el dueño nos lee los pozos de café, y por equivocación aparqué bastante lejos del sitio, al lado de la virgen y el niño de Fuengirola en el bareio “Estella Maris”.

 

También me llamó la atención al pasar delante del Hotel “Stella Maris” porque a mi abuelo paterno le gustaba la cerveza belga Stella Artois.

 

El sonido del tambor me lleva al centro del círculo donde veo una hoguera. Entro en el fuego (mentalmente) y no me quemo. (Acabo de recordar ahora mismo que unos de mis primeros sueños, de esto hace más de 10 años, era que yo yacía de la misma manera que en la sesión de sanación de rosa, delante de una hoguera desnuda junto con mi pareja y que mi primer guía Jérôme nos enseñaba a hacer fuego). Siento que debo bailar mucho con el sonido de la música porque me voy a desinhibir. Es necesario, es vital para mi equilibrio emocional, para mi salud, bailar.

 

 

http://eivlys.blogspot.es/img/tambor.jpg 

 

Como estaba acostumbrada a ver a Águila Verde en mis primeras visiones con el tambor, esperaba tranquilamente volver a ver a mi guía ocasional, pero no fue así. En su lugar apareció una mujer por detrás, se agachó para besarme la cabeza, se preocupaba por mi cabeza. No sé si me abría la cabeza o ya la tenía abierta y me agrandaba la apertura. Supe de pronto que era la Reina del Mar, Estella Maris. Yo quería comunicarme con ella pero ella no me atendía, no me hacía caso, sólo atendía mi cráneo, parecía que yo había sido (scalpée) despojada del cuello cabelludo, como en los tiempos del lejano oeste con los vaqueros y los indios. Era muy cariñosa y me besaba todo el tiempo la cabeza, el gran agujero que había en ella. Insistía en comunicarme con ella para tener información, pero ella no me escuchaba, interpreté más tarde, que como soy muy mental y pierdo mucho tiempo y energía en preocupaciones, ella me enseñaba de esta manera que cuando uno hace algo, debe solo hacer aquello que está haciendo, estar en el aquí  el ahora, no en varios sitios a la vez mentalmente. Estas últimas semanas esta visión me ha ayudado en varias ocasiones cuando me disperso.

 

Deduje que quizás tuviese que ver con la apertura del chakra de la coronilla, pero por otro lado pensé en el ego y la mente y que quizás estuviese en cierta medida “herida” mentalmente por las preocupaciones, los miedos innecesarios, las obsesiones, las ideas falsas preconcebidas… Recordé que últimamente había recibido varios sueños con caída de pelos, otro con la visión de mi misma con unos 5/6 años desfigurada y con parte de mi cuello cabelludo arrancado y cicatrizado… mi preocupación porque he perdido gran cantidad de pelo últimamente y parece no parar…

 

A continuación vi como se me cerraba la fontanela, como era blandita y como ella me peinaba el poco pelo que me quedaba: casi calva. Sin embargo de pronto se me puso a crecer el pelo fuerte y con abundancia, primero corto y bouclé (con caracoles), después muy largo y sedoso.

 

Al poco tiempo escuché en el sonido del tambor como campanas de iglesia, para una celebración o una boda. En la segunda sesión de tambor en Béjar escuchaba la palabra: tumba, tumba, tumba, tumba, tumba…. (de tumbarse). Sentí Austría, Salzburgo, el sol, el cielo, el buen tiempo. Vi al novio, vi como su traje azul (visión que tuve hace años en la iglesia de mi infancia a semejanza del “Cazador”, película con Meryl Streep) era el mío, y el mío era suyo, en cuanto al color me refiero, ahora yo iba vestida de azul y el iba vestido de blanco. Cuando salí de la iglesia ya no estaba el novio, y entendí que yo era mi propio novio, me casaba con mi lado masculino. Delante de la iglesia había mucha gente festejando y una pareja de austriacos bailaban felices con sus trajes típicos. Ahora me veo con el vestido azul y el delantal blanco y siento que soy la novia de “Risas y Lágrimas”. Siento que la Iglesia es la de la ciudad de Colonia en Alemania o la iglesia que ví en la película de “Juana de Arco”. Me quería haber quitado el velo blanco que tenía en el pelo y haber encontrado otra cosa que me gustase más pero no lo encontré, así que lo dejé igual que el velo que lleva la virgen.

 

Sola me puse en camino y llegué al monte Gólgota donde Cristo estaba siendo crucificado. Me acerqué a él y a continuación lo ví herido en mis brazos. Empecé a hacer como la reina del mar, le besé las heridas, las llagas y empezaron a sanar, las de las manos, las de los pies, del costado, de los latigazos de la espalda, de las espinas en la cabeza… Estaba exhausto por el sufrimiento y necesitaba descansar. Lo llevé a un castillo, a una cama real, pero sentí que no era el sitio idóneo, el más adecuado… después de buscar y pensar, fue cuando sentí que el mejor sitio sería mi propia casa. Nos miramos y le ví la cara, la cara que tiene Jesús en las estampas de la nueva era, aquella cara que me parece es la del sagrado corazón, donde se le ve salir las tres llamas, la azul, la rosa y la amarilla de su ser. Su cara estaba llena de transparencia, de compasión, pero de dolor por aguantar tanto sufrimiento, cara de abatimiento, de no poder más, de agotamiento…

 

A continuación vi en el centro de la hoguera una rosa blanca, me ví a mi misma con un enorme ramo de rosas blancas y empecé a regalárselas a los compañeros del círculo. Cuando terminé me di cuenta que mi ramo seguía con tantas rosas como cuando había empezado a repartirlas.

 

 

http://eivlys.blogspot.es/img/rosablanca2.jpg 

 

Rosa terminó de golpear el tambor e iniciamos una meditación colectiva en beneficio de la sanación de la tierra, del mar y de África.

 

Más adelante os hablaré de la Virgen de San Damiano y Mama Rosa.

 

 

17/10/2009

 

Este artículo aparece igualmente en el apartado "Sueños".

 

¿Un Camino de Rosas?

 

En agosto recibí varias veces la simbología de un “taxi”, incluso un amigo dijo que estaba harto de ser “taxista” para la gente. Tardé varias semanas en entender lo que me traía aquella palabra.

 

El 16/9/2009 leo “El problema y la respuesta” p. 234/5 de un Curso de Milagros, que dice más o menos esto: “Podemos pedirle al Padre lo que sea y nos lo dará sin que le tengamos que dar nada devuelta, a cambio”. Otra idea similar la podréis leer en una de las canalizaciones en www.Jeshua.com. No tenemos que esforzarnos para nada para obtener la abundancia, pedir y se os dará. Estas afirmaciones vienen a refutar mis varias visiones alentando a ser únicamente feliz y dejar de sufrir. Hoy Carlos Espinosa en su charla en el Colegio Doctor Fleming, repite lo mismo: la nueva espiritualidad no quiere ya el sufrimiento. Todos tenemos que elevar nuestra consciencia y ayudar a la tierra a dar el paso al siguiente nivel.

 

Lo que leí en septiembre me hizo rememorar un sueño que tuve hace muchos años:

Me encontraba siendo adulta en una clase de religión, mi profesor que era una persona que había conocido hacía poco tiempo, me devolvía con desprecio mi examen corregido con una nota “no aprobado”: un “4”, porque no había dibujado al diablo, la figura del diablo del tarot de Marsella.

 

y recordé dos clases de religión de cuando debía tener unos 7/8 años. Una me marcó más que la otra.

 

Un día apareció nuestro profesor de religión con varias estampas de Jesús. Como no tenía para todos decidió sortearlas. Nunca he sido especialmente religiosa y si asistí a estas clases e hice mi comunión fue por imposición materna. Pero aquel día sentí en lo más profundo de mis entrañas que yo quería una estampa de Jesús y supe en mi interior que a mi me iba a tocar por el hecho de que yo lo desease de todo corazón. Sentí el gran poder del deseo y la fe en mí. Pues, queridos amigos, ¡no me tocó! Fueron tales el impacto y la frustración del deseo no conseguido, que me derrumbé en lágrimas delante de todos mis compañeros. No pude contenerme a pesar de la vergüenza. En este momento, el profesor se me acercó y me regaló una estampa que le quedaba. Pero era tal la vergüenza de haber conseguido la estampa gracias a la lástima que me tenía el profesor, que se la rechacé.

 

¿Por qué rechazaría aquella estampa que tanto deseaba? Porque me enseñaron que llorar era de debilidad y yo debía ser fuerte. Cuando era pequeña confundía la lástima y la compasión. Y lo que fue un acto compasivo por parte de mi profesor, lo interpreté como una lástima y no le permití tenerme lástima. Toda mi vida se ha resumido en no aceptar regalos, porque no debo, debo demostrar que soy capaz de conseguirlos por mi misma, no por el camino fácil del lloriqueo. Cualquier camino fácil, para mí no es el camino verdadero. ¿Pero por qué? Por la otra lección de religión que me dio este profesor o una monja, ya no lo recuerdo bien.

 

La lección de la ROSA. Nos enseñaron a todos que para entrar en el reino de los cielos debíamos hacer el camino de las espinas y para que lo entendiésemos correctamente nos enseñaron una ROSA roja preciosa. Nos comentaron que para llegar a la flor, antes nos encontraríamos a las espinas, que no debíamos eludir bajo ningún concepto. Recuerdo muy bien como imaginé la rosa con un gran resplandor de luz a sus espaldas, sentía a la virgen delante de las puertas del cielo, invitándome a iniciar un camino de dificultad, de penas y sufrimientos para merecer al fin el regalo de la rosa y el paraíso eterno.

 

Mi niña pequeña de 7/8 años no podía entonces aceptar el regalo del profesor. No había demostrado ser merecedora de la rosa, porque había sido débil, había lloriqueado. Toda mi vida ha sido un intento de esfuerzo y fortaleza para llegar a la perfección de la Rosa, pero como el concepto de la palabra “perfección” es tan vago, jamás podré llegar a ella. Hoy me corresponde aprender que puedo ser merecedora de todo sin hacer esfuerzos, por ser una hija querida de mi padre, como lo somos todos nosotros.

 

No sé si os habréis dado cuenta, pero en realidad, mi plegaria fue escuchada pero jamás hasta el mes pasado me había dado cuenta. Yo deseaba de todo corazón esta sencilla estampa y la conseguí en realidad, pero vino a mí de la manera que yo no esperaba. Y la rechacé, fui yo la que no quise el regalo, porque creí que no había trabajado lo suficiente para merecer aquel obsequio. ¿Os preguntaréis por qué el Universo no me regaló aquella estampa simplemente en el sorteo? Hubiese sido más fácil y al fin y al cabo era mía propia por el deseo y por mi fe. Simplemente porque tenía que entender hoy, casi 40 años más tarde, que estaba equivocada al pensar que no me merecía aquella estampa, aquella rosa sin sufrir. Si el sorteo me hubiese dado la imagen de Jesús, no hubiese llorado, no hubiesen brotado emociones, gritos de desesperanza desde mi interior, no habría estado traumatizada por la experiencia, y por lo tanto no habría trabajado este trauma el mes pasado hasta sanarlo. El resultado final era el mismo, yo deseé la estampa y la recibí, pero en mi mente había un concepto equivocado que yo debía reparar, cambiar hasta ser curado. Para llegar a la ROSA, y por consiguiente a las puertas del Reino de los Cielos, debo emprender el camino del revés: de ROMA a AMOR.

 

También había otra razón por la cual, rechacé la imagen. Le había comentado mi maestro ateo a mi madre que el nuevo profesor de religión era un antiguo “taxista”. Había sentido desprecio de mi maestro por aquel hombre y como mi maestro daba una imagen de fortaleza e inteligencia, no podía recibir ninguna clase de sabiduría o espiritualidad de un “simple taxista” que no tenía ningún estudio. Al condenar a aquel hombre a ser un simple taxista toda su vida, me condenaba a mí a no poder nunca cambiar y mejorar en el camino espiritual. Os recuerdo que somos espejos, la fibra que nos toca nuestro interlocutor, es sencillamente nuestra. Como juzgamos a los demás, en realidad es como nos juzgamos a nosotros mismos.

 

Hace unas dos semanas vi un coche muy especial que parecía un taxi de otra ciudad o de otro país, a los pocos días al lado de donde lo había visto recibí más datos referentes a un asunto que tengo en mente desde hace tiempo. ¿Me estarán haciendo reflexionar sobre el camino a elegir, sobre la futura actitud que deberé tomar? ¿Hay un camino de pétalos de rosas, lleno de regalos en vez de dificultades que me está esperando? Hasta ahora cuando pienso en el asunto que tengo entre manos, tengo miedo de las dificultades que voy a encontrar para obtener aquello que deseo, pero quizás me estén diciendo que todo puede ser mucho más fácil de lo que yo creía simplemente porque me pertenece. El problema reside solamente en el hecho de creer que todavía no me lo merezco y deba perfeccionarme aún más para obtener aquello que tanto ansío.

 

La semana pasada estuve hablando con mi madre sobre el ego, el arcángel San Miguel, el Rey Arturo y bien evidentemente sobre la Zarzamora. Y me entero por ella que tiene en su jardín un árbol con moras pero no tiene espinas, porque las moras que recogí con Mayte son moras silvestres, que las que ella tiene son de cultivo. En francés MORA se dice MÛRE, que también puede traducirse como MADURA. Me gustó el juego de palabras, porque me hizo pensar que tanto Mayte como yo debemos madurar un poco y quizás no hacer tantos esfuerzos para llegar a la bella durmiente que hay en nosotros, no romper tantas zarzas, tantas espinas con nuestras espadas para llegar a la fruta: la mora. Tenemos que adiestrar, domesticar a la mora salvaje que hay en nosotros para llegar a la “Mûre” de cultivo. Es tiempo de madurar. El camino del revés de MORA a AMOR.

 

21/10/2009

 

El lunes viendo la serie  "Flashforward", escuché que un preso nazi hablaba de la "Rosa Blanca" y pensé que podría ser interesante investigar. También habló de la Cabala, de la numerología hebrea, que tiene bastante paralelismo con la tántrica - podéis consultar los Libros de María la Puente- y finalmente de los cuervos muertos. Podéis acudir a informaros en Wikipedia sobre el grupo de resistencia alemán durante el regimen nazi.

 

Ayer acudí a la charla sobre el Ho 'oponopono en el Corte Inglés de Málaga, dada por una mujer encantadora Sandra Murguet. Os voy a dejar su página web, para que podáis descargar el libro, si os interesa: www.gemoterapia.info.  Quizás sabréis si habeís leído otros artículos, que hace pocas semanas recibí la llegada a mi casa de 3 ángeles, El Rey Arturo, Damian/Damien y Jonás. Curiosamente recibí por parte de mi madre por dos veces pistas sobre el padre Damien y la virgen de San Damiano en Italia (Mama Rosa), sobre ésta última todavía no he facilitado información, que haré cuando tenga un poco más de tiempo. El padre Damien, fue un sacerdote belga flamenco que se fue a Hawaï a ayudar y vivir con los leprosos a finales del siglo 19. El pasado 11 de octubre fue canonizado. Ayer me di cuenta de la relación que había entre el padre Damien y el Ho'oponopono: filosofía Hawaïana.

 

http://eivlys.blogspot.es/img/damien.jpg  

 

 

3/11/2009

 

La semana pasada recibí la información de una conferencia y taller sobre LA RUEDA DE LA DIOSA DE AVALÓN, a la que acudí. Lo que yo saqué es que la rueda representa la trayectoria de la madurez de la mujer representada por 8 Diosas desde la doncella hasta la anciana. Todas las mujeres pasamos por todas las fases representadas por aquellas diosas: Brigit, Domnu, banbha, Ker, Rhiannon, Artha... por lo menos físicamente una vez, pero simbólicamente la rueda es infinita y puede haber en nosotras varias diosas al mismo tiempo y podemos volver a ser doncella siendo ya sabia y anciana. Cada Diosa tiene sus colores personales como cada maestro ascendido pertenece a un rayo de color especial. Todos los talleres diferentes, todas las religiones o filosofías distintas intentan enseñarnos lo mismo, la necesidad que tenemos de volver a encontrar el Dios o la Diosa interior, la luz divina que todos poseemos dentro. Cada Diosa también es representada por animales en particular. En definitiva cada Diosas (8) es una parte de la gran Diosa que representa la muerte, la transformación y el renacimiento. Me llamó la atención que una de las herramientas de una de las Diosas o de la gran Diosa de la rueda de Avalón era la HOZ y recordé el Mago de Oz, así como Osiris e Isis (otros dioses, esta vez egipcios pero que nos enseñan exactamente la misma sabiduría que la celta). La Hoz para mí representa la espada, la capacidad de cortar pero esta vez no todo lo que nos ata o aprisiona sino cortar los frutos de nuestra siembra.

 

Al final Nieves nos ofreció coger en el caldero un papelito a ver cuál de las 8 Diosas nos correspondía en aquel momento y no fue ninguna sorpresa para mí al recibir el nombre de DOMNU: DIOSA DEL AGUA (del mar, de los estanques, de los ríos, de los lagos… del mundo de las emociones.). Recordé que en mi meditación con el tambor de Rosa había aparecido la REINA DEL MAR (ESTELLA MARIS) para curarme la apertura que había en mi cráneo. Domnu rige las emociones, enseña a que fluyamos, es dulce pero con carácter, es toda compasión, sus animales son los delfines, la ballena, los peces, las ondinas, las sirenas…

 

 http://eivlys.blogspot.es/img/domnu.jpg

 

La gran Diosa invita a compartir, a congregar, ofrecer, sembrar, recoger, regalar, dar, amar, apoyar…    las manzanas son para ella un símbolo importante, cuya mitad cortada transversalmente enseña la estrella de cinco puntas. Como sabréis la isla de Avalón, es la Isla de las manzanas, manzana que volvemos a encontrar en el cuento de Blanca Nieves, en la biblia con Adán y Eva, y en la película “El Viaje del Unicornio” con Beau Brigdes, donde una joven virgen debe conseguir las manzanas de Olaf para dárselas al Unicornio para conseguir sus lágrimas y poder gracias a ellas devolver el cuerpo, “la carne” a un hombre que había sido petrificado por la mirada de Medusa. Para mí este cuento se parece extrañamente a la historia de Isis, que debe ir en busca de los pedazos de su marido/hermano Osiris echados al Nilo por su malvado hermano Seth y reconstruirlos para resucitarlo. Los encontró todos salvo el pene que ella mismo volvió, gracias a su magia, a construir y de cuya nueva unión nació su hijo Horus. Como sabréis quizás, Osiris e Isis eran esposos y hermanos, igual que Morgana y Arturo, en este caso no eran esposos pero fueron engañados y de su unión física nació un hijo. Osiris fue engañado por su hermano Seth que le tenía celos, pero para mí representa su lado oscuro, su propio ego. Fue gracias al amor, la compasión y dedicación de Isis, como pudo volver a nacer a la vida a través de la encarnación de su hijo Horus. Entendí hace años, que se nos está diciendo a las diosas que quieren serlas, que si queremos podemos sanar los conflictos que hay entre la energía femenina y masculina, siendo compasivas con el lado herido de los dioses, los hombres. No debemos depender de los hombres, de su lado masculino, exigirles nada, debemos buscarlo en nosotras, y cuando hayamos encontrado a la Diosa interna, podemos trabajar la compasión con nuestros compañeros de vida que son nuestros hermanos: los hombres, nuestros esposos, padres, hijos, amigos…

 

Hace años tuve que trabajarme la parte de Medusa que creía quedaba en mí, la que seduce con la mirada, la que había extinguida en otra vida (siendo cortesana) pero que a veces pujaba por salir, la parte Sirena que quiere seducir con su canto a los marineros, la manipulación con las palabras bonitas y encantadoras, pero que frené al siempre intentar hablar con sinceridad. Finalmente me tuve que enfrentar a la parte “Araña” que sí había en mí y esperaba pacientemente escondida en una esquina de su red a que cayese en ella una posible víctima.  Todo esto es innecesario, no necesitamos “chupar” la energía de nadie, porque la tenemos dentro, el tesoro yace en nuestro interior y cuando lo encontramos, el resto viene por añadidura, atraemos lo semejante, la persona afine a nosotros.

 

Sentí una gran similitud en mí con el cuento de la “Sirenita”, cuando ella “Princesa del Mar”, se enamora del príncipe Eric pero pierde la voz, su capacidad de expresión, de comunicación (mi enfermedad de Tiroïde) al otorgar su poder a la bruja Úrsula, intercambiando su voz por piernas. Úrsula simbolizaba mi Ego que cree equivocadamente que no puede tener todo lo que desea y piensa que debe renunciar a algo para obtener otra cosa. Dejaba mi mundo emocional, el del Agua, del mar (soy piscis) para poder adentrarme en el mundo de la Tierra, condené la gran sabiduría de mis emociones por adentrarme en el mundo de la forma, de la materia, de lo físico. Mi naturaleza es muy emotiva y no tiene nada de malo en el mundo en que vivimos si lo llevo con equilibrio. Hoy día se habla mucho de la inteligencia emocional, de la gran necesidad que tenemos de escuchar nuestras emociones y no solamente nuestra mente. La nueva adaptación del cuento de la “Sirenita” por parte de Walt Disney, permitió a la protagonista hacer prevalecer su fortaleza, su amor y recuperar su voz pudiendo guardar sus piernas y encontrar así su lado masculino. El número “1”, que representa nuestro “Yo” como individualidad única, pero nunca separada de la fuente/Dios, representa también en Numerología Tántrica el equilibrio entre la Mente y el Corazón, sería la conquista por parte de Dorothy en el Mago de Oz, con la ayuda del espantapájaros (mente) y el hombre de hojalata (corazón) de una inteligencia mental y emocional a la vez.

 

En la charla sobre la Rueda de la Diosa de Avalón, aprendí que Morgana es una semi-diosa íntimamente relacionada con ella, tiene 8 hermanas que a menudo se transforman en “CUERVOS”, detalle que me llamó la atención por la serie “Flashforwards”.

 

El sábado fui al Curso de Sanación impartido por Edward Murphy en Fuengirola, curso que no hubo ya que no se presentaron nada más que dos personas, otra y yo, y que probablemente se aplazará. El ponente aprovechó para hacer una sesión de sanación, indagar el porqué de nuestras dolencias físicas a través de nuestras emociones, trabajo que yo hago personalmente. Indagué más a fondo gracias a sus preguntas - un enfoque distinto al mío, al hacerme preguntas distintas a las que probablemente yo me haría, porque no deseo inconscientemente responder - sobre el mecanismo que mi cuerpo crea para no escuchar a través de mi “sordera” y dermatitis en el oído izquierdo. Llegamos a la conclusión de un bajo nivel de auto-estima, algo que sé desde hace mucho tiempo y que empiezo a remediar gracias a mi lado masculino, a mi fuerza de voluntad y creatividad. Me sorprendí no recordar lo que se me había dicho 2 minutos antes y que él me obligaba a repetir. Pasé cierta vergüenza. Entendí que estaba más obsesionada, preocupada por hablar que por escuchar, por hablar, demostrar y transmitir a los demás lo que sabía, mis logros, mi sabiduría como sanadora. Creo, en realidad que fui al curso de Edward, para demostrarme a mi misma que yo también soy sanadora, pero como no creo en mí, no me escucho, necesito que alguien me lo diga. Necesito a PAPA EDWARD que me diga: “TRUST IN YOU”: CONFÍA EN TI, lo que él me dijo 6 meses atrás cuando lo conocí a través de su lectura de mi foto del aura. Era gracioso ver como me costaba entender todo lo que decía en inglés y recurría a veces a la ayuda de la intérprete. Él me obligaba a no acudir a ella, ir a lo más fácil, sino esforzarme e intentar entender por mi misma. Me di cuenta que si realmente me esforzaba una y otra vez, conseguiría con el tiempo entenderlo perfectamente, pero que yo misma me bloqueaba, porque el bloqueo me permite no avanzar, no responsabilizarme de mi futuro trabajo espiritual como sanadora.

 

 

4/11/2009

 

Ayer escribiendo éstas últimas frases, fue cuando más me di cuenta que una parte de mí no me escucha, que hay una gran sabiduría interna en mí que prefiero negar. Edward afirmaba o preguntaba más bien lo que yo me repetía muchas veces: ¿Qué es lo que no quieres escuchar, eso que cambiaría tu vida por completo si atendieses a tu corazón? ¿Una gran responsabilidad, tienes miedo al cambio drástico que puede suponer para ti? Hace meses respondí a estas preguntas: tengo miedo a dar, lo que supone para mí perder, teniendo que dar. No obstante a través de ciertas lecturas, del Curso de Milagros y de meditaciones, comprendí que tenía miedo a dar y quedar exhausta al dar aquello que no tenía, pero que dar no significa dar aquello que uno no posee, dar debe ser fácil, sólo se debe o puede dar lo que uno tiene, lo que es natural en nosotros.

 

El escuchar implica para mí compartir y una parte de mí se niega a compartir. Como sanadores, tenemos que aprender a escuchar, a desplazar el ego personal y sólo atender al paciente. Decía Edward que en los 2 primeros minutos, el paciente (con sabiduría propia) cuenta, revela en realidad lo que le está pasando, por ello tenemos que estar muy atentos, agudizar el oído y la atención. Realmente cuando no podía repetir aquello que había comentado ratos antes, otra persona, me demostraba que en realidad carecía de interés por lo que ella comentaba. Algo que no pasaba cuando se trataba de mí o de las opiniones que yo podía dar. Cuando me entrenaron para voluntaria para Cudeca (Cuidados paliativos del Cáncer), nos dijeron que lo más importante para una persona enferma, más moribunda, era  SER ESCUCHADA. Le mejor ayuda que podíamos prestarle en sus últimos momentos era escucharla.

 

Desgraciadamente debo reconocer que hasta la fecha he deseado ser “el ombligo del mundo”, llamar la atención. Es un comportamiento infantil que demuestra tan solo mi bajo nivel de auto-estima, mi necedad juvenil, como diría el I-Ching. Simplemente no tenemos que demostrarnos nada, aceptarnos tales como somos en realidad, con nuestros dones y limitaciones actuales. La aceptación carece de esfuerzo y brinda una paz enorme.

 

Creo que ayer fue para mí un día muy importante y si atiendo a la escucha de mi corazón, de mi sabiduría interna, de mi cuerpo como a lo que dicen otras personas con las que me relaciono, no para ayudar sino tan solo para amar, podría mi oído recuperar su salud. Os mantendré informados de los próximos acontecimientos. No obstante a título de simbología, os diré que antes de anoche casualmente vi una película sobre la vida de Helen Keller, aquella niña ciega, sorda y muda que aprendió a hablar con la ayuda de su maestra Anne Sullivan. Me gustó especialmente el final cuando por fin, después de muchos intentos, mucho trabajo y dedicación pudo transmitirle la “comprensión” de una palabra: AGUA (para mí emoción).  Cuando Helen entendió que lo que Anne le deletreaba con signos en la mano, tenía un significado, se le abrió al fin la comprensión del mundo.

 

Volvamos ahora a San Damiano y Mama Rosa. San Damiano es un pequeño pueblo del Norte de Italia y Mama Rosa era una viuda muy enferma a punto de morir. El día festivo del Arcángel San Miguel (29/9/1961), apareció por su puerta una señora pidiendo limosna para el padre Pío. (Angie me dijo hace semanas que sentía que el padre Pío me tenía que decir algo, el sábado alguien me preguntó si su fecha de nacimiento el 29/9 me decía algo, a lo que contesté No y me informó que era el día del arcángel San Miguel, ayer fue casualmente mi santo y hoy él de mi hija). Hablaron y rezaron durante el tiempo que estuvieron juntas, la mujer tocó a la enferma y cuando se fue, ésta última había curado. Supieron, ella y su tía Adela que la atendía, que se trataba de la Virgen María. Más tarde en un peregrinaje a Giovanni Rotondo en Foggia donde vivía el padre Pío, se le volvió a hablar la virgen. El sacerdote le predijo que iba a vivir/experimentar algo muy importante. Más tarde llegaron las apariciones, la primera encima de un Peral el 16/10/1964. La llamó la Madonna desde el jardín, Mama Rosa vió como una maravillosa nube resplandecía llena de estrellas plateadas y doradas por encima del árbol, también contenía pétalos de rosa que cayeron al suelo, luego apareció la virgen… le contó que volvería a aparecer y que debía comunicar al mundo la necesidad de rezar, que todos somos amados, tanto buenos como malos… para darle una prueba de su aparición hizo florecer aquel peral en otoño.

 

La únicas simbologías que destacan en esta historia para mí pueden llegar a ser el nombre de San Damiano con el padre Damien de Hawai y mi segundo ángel que sigue estando conmigo desde que me llegaron los 3 ángeles el mes pasado, el fenómeno de bilocación del Padre Pío con el mismo fenómeno de la protagonista del libro “LA DAMA AZUL” de Javier Sierra, el nombre de mama Rosa con la palabra Rosa por mi investigación personal con la Rosa y el Conejo y finalmente un sueño que tuve hace algunos meses en el que entraba en una tienda de gangas o rebajas donde me compraba sin probar (¡era tan barato! Que no podía dejar pasar esta oportunidad) ni ver un vestido de novia, en el cual sí veía que había unos tallos de rosas rojas. Más tarde fue cuando me di cuenta que la falda del vestido era la misma que veía en la estampa de la Virgen de Montechiare con la Rosa Mística. Al parecer se trata de la misma virgen que fue a aparecer a unos 70 kilómetros de San Damiano, por lo que me contó mi madre en su peregrinaje a los dos sitios. Casualmente ayer vi a dos personas con mocasines rojos y recordé el libro de J. Sierra.

 

Pasamos a investigar a Jonás, el tercer ángel (o energía) que me acompaña en estos momentos. El viernes conocí a una persona que me facilitó esta información:

 

"Entre  tanto ,el Señor había dispuesto un enorme pez para que se tragara a Jonas. Y Jonas pasó tres días y tres noches dentro del pez". (Jonás 1,17).
 
Interpretación: Jonás rechaza el encargo del Señor de ir a predicar a Nínive la conversión de la gente. Y tratando de huir de Yahveh, es tragado por una nave que tiene tanto autonomía de vuelo en el cielo como de movimiento en el agua. Y durante tres días tratan de convencerlo (Dialogan con el dentro) de que es él (el propio ser humano representado en Jonás) el que debe elaborar su propio cambio a través de la entrega y la renuncia. Hay momentos en que en comparación con otras actuaciones, se ve que los extraterrestres se tornan muy escrupulosos en sus intervenciones, para evitar la dependencia y para no restarle méritos al ser humano.

 

Si hubiese sido una ballena el que se tragara al profeta los jugos gástricos del animal lo hubiesen matado. Y no hubiera vuelto desde dentro en tres días.

 

Y hoy buscando información en un librito que me regalaron hace años sobre sueños, ví esta otra:

 

BALLENA:     (M. J. Palmer - Para qué soñamos) Como animal acuático de gran tamaño, representa una "movida" sentimental importante. No obstante, su simbolismo onírico suele ir vinculado con la imagen de estar, como Jonás, dentro del vientre de la ballena. Esta imagen indica la necesidad de protegerse, de volver al pasado conocido y pisar un lugar seguro - en analogía con el vientre materno -. También indica la necesidad de reconocer que hemos fracasado en alguna empresa que nos habíamos propuesto. Reconocer el fracaso es el primer paso para recuperarse y optar de nuevo por el éxito.

 

Aquí nos adentramos en un tema del que no quería hablar por ahora por miedo a que me tomen aún por más loca o fantasiosa de lo que ya aparento con mis sueños y simbologías. Pero no puedo callarme a la vista de lo que está sumergiendo. El año pasado empecé a entender que se nos está diciendo que nos debemos preparar para un cambio en la tierra. La Tierra es un ser que siente y vive, con consciencia, que tiene que expandirse como nosotros. Creo que Carlos Espinosa dijo hace tiempo que va a subir de octava. Esto producirá cambios a muchos niveles y podría mucha gente quedarse atrás. Yo por las pistas que he recibido, sentí que estamos en las puertas de un nuevo caso de Atlántida, del cual podemos salir ganadores o perdedores. Si el ser humano no eleva su nivel de consciencia, podríamos perecer como perecieron los Atlantes por su codicia y energía negativa. ¿Un nuevo caso de diluvio? La famosa Arca de Noé serían las famosas naves espaciales que dicen los nuevos “canalizadores” están esperando para salvar a la gente espiritualmente más elevadas, como sería el caso relatado en la película “Premoniciones”. Lo cierto es que tanto las predicciones de los Mayas como las de Nostradamus coinciden con algo que está ocurriendo a nivel planetario: una alineación o conjunción de planetas al mismo tiempo que podría producir cambios enormes en la tierra, cambios climatológicos… Esta información no la he recibido ni con sueños, ni con simbología, sino simplemente viendo un programa de televisión en el canal “Odisea” o “Historia”, y coincidía con algunos sueños que había tenido y no entendía relacionados con Nostradamus, cuadros y catástrofes... La información de cierta alineación de los planetas está documentada científicamente y coincidiría con las fechas del supuesto final del mundo para diciembre de 2012. Hay ya mucho revuelo y preocupación por todos estos datos. Yo personalmente no estoy preocupada, tan solo intento vivir el momento presente y liberarme del sufrimiento con amor y respeto. Os recuerdo que yo fui una de las causantes de la perdición de la Atlántida y veo ahora para mí una posibilidad de poder redimir lo ocurrido antes. Todos tenemos una gran oportunidad para crecer como ser humano y cambiar aquello que no hicimos bien, cambiar el rumbo, hacer el camino al revés de ROMA a AMOR. Somos eternos, y si realmente la raza humana debe perecer pronto, no olvidemos que se trata de un mundo de ilusión y que en cualquier momento con sólo pensarlo podemos crear otra vez la realidad divina, la cual persigue la tierra de forma consciente ahora mismo y todas las personas que deciden crecer y evolucionar espiritualmente en este momento.

 

Yo interpretaría a Jonás (para mí) como el hecho de que durante mucho tiempo no quise llevar a cabo lo que debía hacer: predicar y ser un ejemplo de amor en vez de rencor, de gratitud por todos los dones que la Madre Tierra nos brindó desde eones en vez de desprecio, de paciencia en vez de estrés, de fe en vez de angustia y miedo… Yo negué amar durante mucho tiempo, preferí escuchar las voces del ego, en vez de las de la Verdad, las del Amor. Preferí vivir en un mundo de ilusiones que no me agradaba en vez de crear otro mejor… Perseguí sueños de castillos en el aire, en vez de buscar respuestas dentro de mi misma. Quizás estos casi dos años de retiro fueron como 3 días en el vientre de la Ballena, el volver al vientre materno. Y ahora con mi decisión de escribir abiertamente en este blog, me permita predicar aquello que recibo, lo que debía hacer Jonás.

 

Me llamó especialmente la atención lo que me escribió la persona que me brindó información:

 

Si hubiese sido una ballena el que se tragara al profeta los jugos gástricos del animal lo hubiesen matado. Y no hubiera vuelto desde dentro en tres días.

 

¿Tendrá que ver con mi ansiedad, mi angustia y el exceso de jugos gástricos que padezco en mi estómago?

 

Cuando estaba embarazada de mi hijo, en agosto de 1993, fuimos mi marido, mi hija y yo a Bélgica, Zétrud Lumay, Jodoigne. Aquella primera noche, hubo una tremenda tormenta, éstas de película de terror. Por la mañana mi madre nos anunció que había habido un ovni encima de la casa. La información no me extrañó, ya que mi madre vivía en el campo cerca de una base militar aeronáutica donde una vez, ella avistó un ovni encima de su coche. Al día siguiente, la noticia apareció en los periódicos, porque los aviones de la base militar lo cazaron. Lo que supe dos años más tarde fue que la nave no había pasado por encima de la casa de mi madre, sino que había estado parada 4 horas enteras. Y hubo al menos 5 testigos oculares, según el único testimonio que yo pude tener fue que se parecía a una plataforma petrolífera con montones de luces en movimiento. Hasta la fecha no tengo más información. Pero cuando era adolescente me imaginaba teniendo contactos con extraterrestres, los llamaba mentalmente.

 

Sueños con naves tengo varios, pero uno en particular me llamó la atención y lo interpreté hace diez años como simbólico no como real: me encontraba en el jardín de la casa de mi infancia en Bruselas/Uccle, donde estaba en una mesa de madera sentada al lado de mi esposo. Sabía que los extraterrestres habían venido para comunicarse conmigo o llevarme para enseñarme cosas, los observaba desde la mesa sentada esperando a que me cogiesen, me instruyesen, pero no pasaba nada, no se ponían en contacto conmigo, yo esperaba y ellos esperaban, pasaban los años y yo seguía sentada en la mesa a lado de mi marido, él envejecía y yo envejecía, de pronto se fueron y entendí que se habían ido porque yo lo único que había hecho fue esperar sin hacer nada. Al despertarme me di cuenta que yo era muy cómoda y no me movía para nada, esperaba los regalos de la vida, pero no estaba dispuesta a regalar nada o mover ningún hilo para obtener estos regalos, o sea cómoda y poca agradecida.

 

19/11/2009

 

Mi oído no está muy mal del todo, pero aún no está curado.

 

20/11/2009. Os invito a leer el artículo "Tan Bellos Ojos" en la sección "Sueños" del 20/11/2009 para la continuación de los acontecimientos en esta investigación.

Es interesante ver como en el sueño de Freud "Tan bellos ojos", aparece el elemento "TAXIMETRO" antigua palabra para hablar de un taxi. Os recordaré si habéis leído "Un Camino de Rosas" que para mí el simbolismo del taxi, es ir más rápido, permitirse coger un taxi, pagarse un taxi en vez de tener que esperar y coger el autobus: elegir una camino sin espinas en vez de el camino de Rosa con espinas. Yo puedo obtener la estampa sin esfuerzo, solamente con el desearlo y saber que me lo merezco.

 

Otro detalle que me llamó la atención en el sueño de Freud, fue lo de la MESA REDONDA, detalle que pertenece al sueño de I. que podréis leer en la sección de sueños.