EIVLYS: Aprendiz a intérprete de sueños

Inicios en el mundo de los sueños y las emociones.

Este blog recoge los inicios de una investigadora de sueños y sincronías... dando algunas posibles interpretaciones de sus propios sueños.

100 AÑOS DE SOLEDAD

Escrito por eivlys 20-02-2010 en General. Comentarios (0)

100 AÑOS DE SOLEDAD

 

Esta mañana intentando meditar para solo sentir y no pensar en nada, para aprender a estar más en el aquí y el ahora, para trabajarme el primer chacra, el chacra que me ancla con los pies en la tierra y ayuda a no evadirme tanto con la mente, recibí muy a mi pesar (¿o no?) al menos dos visiones.  Una era de una aguja, al parecer demasiado sofisticada, porque tenía un artilugio muy pesado con el fin de picar, penetrar, hilvanar, sobrehilar… yo sólo veía la aguja y detrás una maquinaria pesada que la sostenía, de este tipo de maquinaria que se ven en las películas de robocop, terminator, la guerra de las galaxias, Avatar o Martrix. A continuación vi el alumbramiento de Aurora, la Bella Durmiente del Bosque, con las tres madrinas hadas a su alrededor y la bruja mala echándole la maldición de dormirse 100 años cuando cumpliese los 16 años y fuese pinchada por una rueca. Cuando investigué anteriormente la rueca, me hizo pensar en las ruedas energéticas, en los chakras y de allí venía yo, de mi primer chakra, y mis intentos para sentir más y pensar menos, para entrar en el aquí y ahora y conocer otra dimensión del ser, no solamente la que yo conozco de mi misma hasta ahora.

 

Yo sé que la malvada bruja, representa mi ego y que si adiestro este ego, desparecerá, si adiestro mi mente, si equilibro la mente negativa (2) y la mente positiva (3) puedo adentrar en la mente neutral, representada por el número 4 en la numerología tántrica, la mente que no juzga ni lo negativo ni lo positivo, acepta lo que es y se hace más intuitivo, por lo tanto tiene el canal más abierto con la divinidad, sería como un despertar, el despertar de la conciencia o el despertar de la Kundalini, la conexión entre la tierra, el mundo físico y el cielo, el mundo espiritual, generalmente representado por EL ÁRBOL DE LA SABIDURÍA. Si acepto a la bruja mala que hay en mí, sin juzgarla, puedo dejar actuar a mis 3 hadas madrinas y aceptar los dones que ellas me ofrecen para desarrollar el destino que elegí antes de nacer. Dejar la mente del ego que creó nuestra realidad, la que a penas a nadie le gusta, la de este mundo, y empezar a crear una nueva realidad más amorosa para mí y los demás seres humanos.

 

Hace años cuando publiqué el primer número de la revista Eivlys, pedí consejo y ayuda  a una casa de editores, que se encontraba cerca de la calle Hayala. La verdad es que el hombre se prestó a ayudarme y me citó, me corrigió algunas cosas y me dijo: “Sigue por este camino, porque tendrás éxito, no olvides que “100 AÑOS DE SOLEDAD” del premio Nobel de literatura Gabriel García Marqués estuvo 3 meses en varias casas de editores y fue rechazada”. Me alentó a que no perdiese el ánimo. No obstante cuando publiqué el segundo número, no tuvo reparo en llamarme y decirme de manera casi grosera que no valía para nada. Sus palabras se quedaron clavadas en mi mente y solo hace un par de meses entendí su significado para mí: “100 AÑOS DE SOLEDAD”, la soledad que mis guías decían que tenía que afrontar para ahondar en mi interior, 100 años de soledad que necesito para empezar a despertar de mi letargo, del sueño del ego, solamente en el silencio de la soledad, en la tranquilidad, en ambientes serenos para el alma, en la meditación… podemos vislumbrar nuestra conexión con el mundo divino. Creo que todo esto se refiere a mi caja negra y la puerta oscura detrás de la cual yace la luz. En numerología tántrica, el número adecuado sería el número 6, el que necesita la paz y la tranquilidad para ver las cosas como son y no como quisiéramos verlas, o quisiera verla el ego.

 

Hoy todavía sé que necesito ahondar más en mi soledad y equilibrarme. Llevo tiempo rechazando apetitosas ofertas de amigos para salir, para bailar, hacer escaladas, rápel, bajada de cañones, senderismo e incluso viajar… siempre digo lo que siento: que no me encuentro con la fuerza, el tiempo… para abarcarlo todo, que estoy rara… hace 3 semanas les contaba a unas cuantas amigas que me siento como el gusano en el capullo, con necesidad de quedarme todavía más en el nido pero transformándome y a punto de salir hecha una preciosa mariposa. Creía que se trataba de debilidad, pero ahora entiendo que no es debilidad sino necesidad. He llegado a un punto que la soledad se ha hecho necesaria y obligatoria para entenderme. La temí, como la teméis todos y todavía la temo, pero hace dos años cuando decidí aislarme, fue por pura necesidad, por puro agotamiento emocional. Llevaban mucho tiempo aconsejándolo mis guías para encontrar paz interior pero no lo entendía. Finalmente tuve que rendirme a la fuerza.

 

Yo que tengo tendencia a los estados depresivos, no me deprimí. No fue fácil, es cierto, pero surgió en mí una época de mucha creatividad, mucha fertilidad. Si ya estaba acostumbrada a recibir simbología y pistas, se incrementaron al tener más tiempo para verlas y analizarlas. Una parte, en mi retiro, buscaba una amiga muy afín a mí, y no llegaba, porque en realidad, debía surgir de mi misma. Tengo muy buenas amigas, pero la mejor, la que mejor me entiende, soy yo misma en conexión con el Todo. Y esto nos pasa igualmente con las parejas, la primera y mejor pareja que tenemos que tener es a nosotros mismos y cuando somos felices, enamorados de nosotros mismos, podemos hacer cualquier parte del camino, larga o corta, con cualquier persona en grandes medidas afines a nosotros. Y cuando se van, por las razones que sean, seguimos siendo felices, porque nos tenemos a nosotros. Dejamos de estar apegados a los demás, porque el soporte de nuestra vida somos nosotros.

 

Sigo quejándome del sueño que tengo, de no estar viva del todo, igual como lo he descrito en el artículo “La puerta”, porque sigo apegada a la mente del ego, a una cierta ilusión de mi misma que todavía no he conseguido descifrar. Pero sé que pronto cambiará, ya lo he soñado. Ya mismo viene mi lado masculino a darme este beso, cortando con su espada las zarzas que rodean mi castillo donde yazgo desde hace casi 100 años, casi eternamente dormida. Pronto, pronto ocurrirá…

 

Investigando sobre la rueca, me encuentro con lo siguiente:

 

LA VIRGEN DE LA RUECA:

 

La Virgen de la rueca, también conocida como La Virgen del huso, (hacia 1501) es el tema de varias pinturas al óleo ejecutadas en copia de un original, hoy perdido, del pintor renacentista italiano Leonardo da Vinci. Representan a la Virgen María con el Niño Jesús, que mira con nostalgia a una rueca que la Virgen está usando para hacer hilo. La rueca sirve como un símbolo tanto del carácter doméstico de María como de la Cruz en la que Cristo fue crucificado, y quizá también recuerda a las Moiras o Parcas, representadas tradicionalmente en la mitología como hilanderas. (wikipedia)

 

Madonna of the Yarnwinder.jpg

 

Me llama personalmente la atención: las “MOIRAS”, porque ayer por la tarde otra amiga que se inició en la investigación de los símbolos y sueños, me llamó para hablarme de un libro que leyó el fin de semana pasado, un libro de Javier Sierra que habla de las pirámides, del linaje azul y del monte Moria en Jerusalén entre otras cosas... Esta amiga y yo tenemos varios sueños con el maestro ascendido el Morya, sincronizaciones con el conde Monte Cristo o el conde Saint Germain… Os recordaré que cuando la intérprete del Chamán Roy Little Sun hacía su trabajo, yo la veía siendo una “pitufa” y cuando se lo comenté más tarde, algo dijo sobre la tribu de los hombres azules…

 

Por si os interesa, aquí os pongo un enlace hablando de esta tribu, está escrito por ROSA MORA, coincidencia ya que mi encuentro con Roy, se produjo en Béjar, en el mismo encuentro (Red Ibérica de Luz) donde conocí a Rosa y su tambor (ver investigación rosa/roma/conejo 2ª parte).

 

http://www.literatuya.com/escritos-y-otras-hierbas/los-hombres-azules-del-desierto.htm

 

El Monte Moria o Moriah («visión» en hebreo), es el monte al que subió Abraham con su primogénito Isaac para sacrificarlo a Dios. Abraham («Padre de las naciones», nombre que dio Dios después a Abram) cargó con la leña hasta arriba. En el último instante, un ángel del Señor detuvo su brazo armado con un cuchillo, y le indicó la existencia de un carnero, enredado con sus cuernos en un zarzal, que fue sacrificado en lugar de Isaac.

El monte Moria está delante del Monte Sión. Ambos formaron la explanada del Templo de Jerusalén, convenientemente aplanado el collado que había entre ambos. En una de las laderas del monte Moria está también el Calvario (Gólgota), donde fue crucificado y sacrificado Jesucristo. (Wikipedia)

 

En cuanto a las Moiras, aquí os dejo lo que encontré:

 

En la mitología griega las Moiras (en griego antiguo Μοραι, ‘repartidoras’) eran personificaciones del destino. Sus equivalentes en la mitología romana eran las Parcas o Fata, y en la nórdica las Nornas. Vestidas con túnicas blancas, su número terminó fijándose en tres.

La palabra griega moira (μορα) significa literalmente ‘parte’ o ‘porción’, y por extensión la porción de vida o destino de uno. Controlaban el metafórico hilo de la vida de cada mortal desde el nacimiento hasta la muerte (y más allá).

 

Mitología

Las tres Moiras matando a los gigantes Agrio y Toante. Detalle de friso del Altar de Pérgamo (Museo de Pérgamo, Berlín).

Se suponía que las Moiras se aparecían tres noches después del nacimiento de un niño para determinar el curso de su vida. Los griegos afirmaban variadamente que eran las hijas de Zeus y la titánide Temis (la ‘Institutriz’) o de seres primordiales como Nix (la Noche), Caos o Ananké (la Necesidad).

En tiempos más antiguos fueron representados como solo unas pocas —quizá solo una— diosas individuales. La Ilíada de Homero habla generalmente de la Moira, que hila la hebra de la vida para los hombres en su nacimiento,[12] Moera Krataia (‘poderosa Moira’)[13] o de varias Moiras.[14] En la Odisea hay una referencia a las Klôthes o hilanderas.[15] En Delfos solo se reverenciaba a las Parcas del Nacimiento y la Muerte.[16] En Atenas, Afrodita, que tuvo una existencia anterior a la olímpica, era llamada Afrodita Urania, la mayor de las Parcas según Pausanias.[17] (Wikipedia)

 

Me he quedado sorprendida al saber que en la mitología griega había algo parecido como las hadas madrinas de la “Bella durmiente”. Así que en mi visión, me previenen que puedo dejar que el veneno de la rueca de la bruja malvada me afecte y me deje adormilada durante una eternidad o dejarme ayudar por mis hadas madrinas del destino, que pueden representar todo el arsenal de guías, ángeles, maestros ascendidos que hay a nuestra disposición.

 

Hoy no sé adonde me quieren llevar mis hadas madrinas aparte del hecho de intentar evitar que me duerma y siga en el mundo de las ilusiones de Ego, ya que simplemente procuraba meditar para estar más en el aquí y el ahora, no pretendía recibir información para que la analizase mi mente.

 

Esta mañana hablando con otra amiga, recalcábamos la necesidad de equilibrar la mente y el corazón, no darle más importancia a uno que a otro. Y este es el trabajo del número 1 en numerología tántrica. Cuando todos nuestros chakras están bien abiertos, sin taponamiento, hay una perfecta simbiosis entre lo material y lo espiritual, entre el mundo físico de la forma y el mundo etérico del espíritu. Es cuando nuestra serpiente interior, nuestra kundalini se desenrosca del todo y ocurre el despertar, vivimos en completa armonía y simbiosis con el todo, SOMOSUNO CON EL UNIVERSO O CON DIOS. Alcanzar este estado, es se supone alcanzar el NIRVANA. Digo se supone, porque yo todavía no lo he conseguido. Y es simplemente el significado de la manzana de Eva ofrecida a Adán por mediación de la serpiente. La serpiente invita a nuestra pareja a conocer el mundo de la dualidad, de los opuestos, de los contrarios, del bien y del mal, de la luz y la oscuridad, del amor y del odio… sólo posible en el mundo de la forma, o sea reencarnándose, para poder apreciar el mundo del Espíritu. Por ello bajaba del Árbol de la Sabiduría, el árbol del Saber. Sin Saber no podemos SER. El árbol representa la capacidad de estar en la tierra bien enraizado (primer chakra: chacra de la raíz) y alcanzar el cielo con su copa alzada (séptimo chakra: él de la coronilla).

 

Antes de terminar este artículo, os contaré que hace años, perdí una amiga y compañera de trabajo en el clínico, éramos las dos intérpretes voluntarias. Meses más tarde de su fallecimiento se me apareció en una meditación y me dijo: "Un Caballo Blanco debajo del Ala izquierda o azul". Le pregunté a su amiga íntima, si tenía algún significado y me confirmó que sí, que ella siempre decía tener un sueño: "Que la llevase un príncipe azul encima de un caballo blanco". Había tenido un matrimonio malogrado y deseaba encontrar su alma gemela.

 

El príncipe azul vendría de la creencia antigua de que sólo la nobleza tenía la sangre azul. Un príncipe de noble corazón, es lo que han deseado siempre todas las mujeres. Al parecer habría un linaje azul entre los nobles egipcios, ¿posibles descendientes de la antigua atlántida??? El Dios Krishna es azul...

 

Para terminar os dejo un enlace que he recibido hoy por e-mail:

 

 

 http://www.youtube.com/watch?v=d6NZCAlBWio&feature=email

 

Un  fuerte abrazo.

 

Sylvie.

 

¿POR QUÉ SIEMPRE ME ENGAÑAN?

Escrito por eivlys 11-02-2010 en General. Comentarios (5)

¿POR QUÉ SIEMPRE ME ENGAÑAN?

 

El sábado antes de ir a casa para el almuerzo, busqué un frutero para comprar fresas y hacer una tarta. Conforme me acercaba a la segunda tienda, sentí una sensación de engaño. Entré en una frutería que no conocía y vi unos fresones de un rojo intenso y brillante. Valía 3 euros con 50/el Kg., pero me dijo el dependiente que las tenía a 2 euros con 60, si quería. Cuando me acerqué comprobé que no tenía apenas nada que envidiarles a las primeras, a lo sumo, eran un poco más pequeños y me vendría mejor para la tarta, y así se lo comenté al hombre. Me serví yo misma y aquel señor le dijo a la cajera que me los cobrase a 2 euros con 50. Compré dos limones para añadirle un poco de zumo a la nata para hacer el relleno y pregunté si tenía hierbabuena y perejil. Creí ver de refilón, que el peso de mis fresas marcaba 750 gramos, creí haber entendido que me cobraba 1,90 euros, lo que me pareció correcto. Aquel dependiente añadió que me regalaba los limones y me dijo: 2,90 euros. En aquel momento dudé porque ya no me salían las cuentas, pensé que quizás me había equivocado viendo el peso, lo lógico es que me cobrasen los limones… había pensado al principio al ver el género tan bueno que podría pasar más por esta tienda cuyo dependiente parecía ser atento. Yo si fuese comerciante atendería muy bien a mis clientes para que volviesen a verme. En la oficina tengo como lema que el bien estar de mis clientes, siempre es mi bienestar, además aquel comerciante es inmigrante y no querrá tener mala reputación por el barrio. Si me equivoco y le hago pesar el género otra vez, le haré pasar un bochorno sin motivo. Salí de la tienda dubitativa y así se lo dije a una amiga. Cuando llegué a casa, pesé mis fresones y me di cuenta del engaño.

 

Me afectó emocionalmente, no por un engaño de menos de un euro, sino porque estoy repitiendo historia. Soy muy ingenua y me engañan y mienten con facilidad, esta misma semana me había pasado con otra persona, con la que me había enfrentado para demostrarle que no tenía un pelo de tonta. Hablando con mi amiga de lo ocurrido, me dijo algo que yo interpreté a mi manera y me pareció genial. Yo me sentía culpable por repetir el mismo error siempre y de pronto se me hizo la luz, yo sentí que había muchísimo amor en mí por algunas personas en mi vida que me habían engañado. Estas personas no entienden, están perdidas y equivocadas, pero son humanas y mi regalo es aprender a amarlas por encima de todo. Hasta la fecha lo entendía muy bien gracias a mis lecturas, mi raciocino, mis esfuerzos por no pensar con la mente del ego, pero al no sentirle en el corazón, seguía ofuscándome, enojándome cuando me daba cuenta que me dañaban. Aquel sábado por la tarde, SENTÍ realmente una gran ola de amor en mí por ciertas personas en particular. Me entusiasme muchísimo por la aparente luz y sensación que había experimentado. No obstante no pasó media hora cuando empecé a tener una migraña. Aquella migraña me hablaba a través de mi cuerpo, para decirme que me estaba engañando a mi misma.

 

Por la noche me desperté y recibí este mensaje: “ESTO NO ES AMOR”. Luego dos sueños: el primero: “Veía como un hombre que estaba muy mal emocionalmente se acercaba a mí para saludarme. Sentía tanta desesperación, tanta falta de amor en él, que había puesto todas sus esperanzas en mí. Sabía antes de que llegase a mi altura que me iba a besar en la boca. Yo lo esquivé un poco porque yo no sentía lo mismo por él, pero había tanta desesperación en él, que no me parecía correcto hacerle un feo”. El segundo: “Estaba vestida con un atuendo de sirvienta, tan corto que casi se me veía el culo. Me doy cuenta ahora que mi casa daba la impresión de ser una tienda en planta baja abierta al público, con lo cual la gente se permitía entrar como le daba la gana con cierta desfachatez”.  

 

Relatando el primer sueño a una amiga, entendí la actitud que debería tomar, en caso de que me encontrase en la vida real en la misma situación que mi primer sueño. Hace años cuando me separé, una amiga me echó las cartas y su interpretación a la pregunta si iba a conocer a alguien, fue que no era el momento de tener otra pareja, porque debía estar sola. Puse en práctica el consejo hace solamente dos años, cuando entendí que estaba muy equivocada en muchas cosas, buscaba fuera lo que debía buscar dentro. Tan solo una persona equilibrada por dentro puede juntarse con otra persona equilibrada en su interior y hacer un camino armonioso, juntos. Una persona ciega y necesitada de su propio cariño, le exigirá erróneamente este cariño a los demás. Por ello hay tantos fracasos en los matrimonios y en las parejas. Buscamos en el otro, lo que debemos buscar en nosotros. Pero es muy difícil para mí, “rechazar” en cierta manera, el cariño que personas de buena voluntad y necesitadas me quieren ofrecer. A mí no me gusta ser rechazada, por lo tanto, me cuesta decir que no, me cuesta no poder dar de momento lo que algunas personas quisieran conseguir de mí. Puedo dar amor, comprensión, escucha, cariño… pero no puedo alimentar lástima, dependencia, apego, desesperanza, fantasías…

 

Después del análisis de lo que recibí, me di cuenta que inconscientemente estaba repitiendo pautas antiguas. Me tengo lástima y les tengo lástima a los demás en vez de tenerme y tenerles compasión. La lástima es malsana, la compasión es sana. La lástima permite quitar las lecciones dolorosas de la vida a nuestros seres queridos, por lo tanto no aprenden y no tienen la oportunidad de superarse y fortalecerse, sin embargo la compasión, es un sentimiento de empatía, de sentir dolor por el otro sin quitarle las lecciones dolorosas que les permitirán crecer y madurar, la compasión no enjuicia, deja ser, deja la vida fluir, acepta los retos y enseña a buscar las soluciones y la superación.

 

Me cuesta mucho reprobar a las personas cuando tienen actitudes negativas, les tengo lástima, porque en realidad me pongo en sus lugares y me tengo lástima a mí: son nuestros espejos. En realidad no nos afecta la reprimenda si está dicha con tolerancia, con respeto y mucho amor, lo que nos daña es el ego aplastante de los demás. Pero debemos aprender que si una persona nos dice algo con mucho ego, con mucho genio, con mucho orgullo, con enojo, en realidad, está demostrando que interiormente carece de amor y cariño hasta para sí mismo, porque uno sólo da lo que tiene.

 

Finalmente tuve que recordar la visión que tuve gracias a la música de AMADEUS MOZART (Laudate Dominum) que me mandó a escuchar una amiga, donde yo giraba sobre mi misma en forma de espiral y subía en el cielo dejando el sufrimiento que otros padecían en la tierra. Entendí que yo debía aprender a ser feliz para luego enseñar a los demás a serlo, no debía quedarme en la oscuridad del sufrimiento inútil e infértil. Debo seguir con mis esfuerzos para liberarme de este sentimiento de culpa, que arrastro y me paraliza. Este sentimiento de culpa inculcado por las religiones, que nos afecta a todos desde lo más profundo de nuestra psique.

 

Ayer leyendo y haciendo los ejercicios del libro “Un curso de Milagros”, donde hablan del Espíritu Santo, me decía a mi misma, intuyo, entiendo un poco lo que significa el Espíritu Santo, pero no conseguiría explicarlo y ayer precisamente caí por azar (elegí un portal al azar en la página de los maestros ascendidos) sobre este artículo que quisiera compartir con vosotros. No os puedo poner el enlace directo porque son varias puertas que uno puedo elegir. Y no podría explicaros cual es la puerta, ya que se trata de un dibujol

 

Leí el artículo anoche y me pareció muy interesante. Explica muy bien el mensaje que quiso transmitir Jesús o Dios a través de su hijo en la cruz, para que entendiésemos que con su ofrenda, con su regalo limpia o borra completamente cualquier vestigio de culpa que pudiera haber en su corazón por nosotros sus hijos. A pesar de todo el dolor que tuvo que soportar entre vejación, tortura, asesinato… Él jamás culpó, Él jamás juzgó, sólo entiende y nos acepta y ama como somos en espera que entendamos que podemos volver a él. Nosotros no debemos pasar por ello, hacer igual que Él hizo. El ofreció su sufrimiento para que nosotros dejásemos de sufrir.   La mayoría de nosotros, entre los cuales me incluyo, siempre pensamos que tenemos que sacrificar algo de nosotros, de nuestro ser, de nuestra vida, de nuestro carácter, de nuestra alma por los demás y si no lo hacemos, seremos egoístas. Si no nos sacrificamos, no amamos: esto es un gran error. Por ello me dijeron la noche del sábado al domingo: “ESTO NO ES AMOR.” Estaba dispuesta otra vez a sacrificarme, a permitir que me engañasen para demostrar que yo amaba, que yo podía perdonar. Me están enseñando a no permitir que me engañen, a decirlo abiertamente, pero sin enjuiciar, sin juzgar, entiendo que el que me engaña, todavía no se ha dado cuenta que se está engañando a si mismo porque no se quiere. Si supiese que podría tenerlo todo, dejaría la mente engañosa del Ego.

 

Antes de poneros el artículo, os hablaré de una serie que suelo ver en el canal comedia los miércoles por la noche: “Being Erica”. Anoche tocaba. Se trata de una chica de unos 32 años que andaba perdida por la vida y se encuentra con un psiquiatra particular, que tiene la capacidad de volverla a mandar al pasado para darle otra oportunidad y cambiar sus actitudes equivocadas para así sacar comprensión y sabiduría en el presente. Las experiencias siempre las tiene atravesando UNA PUERTA. Mmmm ¡Qué casualidad!

 

Pues ayer se enfrentaba al hecho de haber sido testigo de como la futura pareja de su jefa estaba engañándola con otra empleada. No sabía si contárselo o no, intervenir o no, permitir que una persona engañase a otra, le mintiese. En el pasado, en el instituto también había sido testigo de una fechoría y no había dicho nada. Una compañera había quedado traumatizada, teniendo que cambiar de instituto. Ahora volviendo al pasado con su madurez de 32 años, cambió los hechos y les dio la oportunidad de entender tanto a la víctima como al verdugo, y expulsar en realidad a un profesor que abusaba sexualmente de sus alumnas adolescentes. Cuando volvió al presente, aquella experiencia le dio la comprensión y la fortaleza para decirle la verdad a su jefa aunque fuese doloroso, para permitirle tomar la decisión más adecuada para su vida pero desde la verdad.

 

Hoy casualmente tuve una experiencia con un hombre llamado Eric. Hubo algo que no me pareció correcto desde un punto de vista espiritual. Recordando el valor de Erica, me armé del mío propio e intentando ser lo más humilde posible, intentando no juzgar una actitud que podía perjudicar un poco a otra persona, hablé, expliqué y dije que no me parecía correcta la decisión que había tomado. No eran mis asuntos, pero yo era intermediara. Me atreví a “regañar” en cierta manera una actitud de otra persona.  ¡Me costó lo mío!

 

Os cuento todo esto para que podaís ver la relación que hay desde hace algunos días entre mi sueño de la PUERTA del artículo anterior, donde me enseñan como mi ego se inventa un montaje, un decorado para evitar que yo entre por la puerta de mi vida, para llegar a mi luz interior, como mi sentimiento de culpa por no atender a un persona me hace creer que la puerta es peligrosa y prefiera salir por la ventana: una total aberración. Como otros sueños, los del sábado, me hacen ver que repito mi actitud de sirvienta/esclava, con un "mini" atuendo de sirvienta, que se ven en las películas antiguos de Fernando Esteso, como por azar recibo las experiencias adecuadas para entender mis errores, como mi cuerpo me indicaba que estaba equivocada, como el azar me lleva a darme la respuesta a mi plegaria: "¿Cómo podría explicar lo que es el Espíritu Santo", como una serie televisiva me da la respuesta a una reto ulterior....

 

¿Qué ES  EL ESPÍRITU SANTO?

Es un proceso para que el Espíritu de Dios se instale en nuestro corazón.


Creo que ha llegado el momento de entender bien el Evento de la Cruz de Cristo. Es la época en que tiene que revelarse tal suceso, pues es el instrumento con el que realmente el corazón se regenera y se convierte en eficaz receptor de la inspiración de la armonía de Aquel al que llamamos Dios, vía su Espíritu.

Para ello tenemos que derrumbar todo un conjunto de prejuicios alrededor de la Cruz que vienen haciendo que nos perdamos de su funcionamiento. Para ello hay que entender que Cristo es el aceite amoroso que destila Dios y que se hace hombre.

Es así pues, que Dios mismo pasa por todo aquello que llamamos la Pasión y la Crucifixión como todo un plan que, 2000 años después, estamos listos para comprender sin simbolismos ni ocultismos.
Así pues, pretendo compartir con ustedes algunas prácticas que tienen un resultado especifico, real y Vivo. Estas consisten en la contemplación de los Eventos de la Pasión y la Crucifixión de Dios. Lo cual tiene un aroma de muerte y que conduce a la confusión, si nos perdemos la “visión correcta de estos hechos; pero que tiene un aroma de vida y que conduce a la Vida cuando no nos perdemos que, no es un ser humano el que está ahí y por el que hay que sentir lástima; por el contrario, es Dios Todo Poderoso el que pasa por todo este proceso para el beneficio de todo aquel que echa a andar este instrumento de regeneración y reconexión con su Espíritu... con su Comando.

Ahora veamos los Eventos a contemplar y adorar para ello.


LA AGONIA EN EL HUERTO DE GETSEMANI

Antes de ser capturado, Jesús de Nazareth se encontraba orando en el huerto antes de ser aprendido; en ese evento Jesús, el humano, cae en agonía para que el Cristo (el Amor de Dios) se manifieste plenamente. La sangre que suda significa todos esos afectos humanos que tenía; como el amor a su madre, a sus amigos discípulos, a la gente que le seguía, etc. Estos son desechados en esa sangre y remplazados por Cristo, es decir, por el Amor puro de Dios. Esto es muy importante de comprender para los siguiente Eventos de la Pasión y la Crucifixión: Dios mismo toma plenamente a Jesús y eso lo convierte potencialmente en el Cristo; por ello, es Dios el que pasa por todo el Calvario.

Sin este entendimiento el instrumento se revierte y tendemos a tener lástima por Dios o a cultivar culpas y cosas semejantes, cuando la dirección de este instrumento de salvación que dejó Dios va en la dirección opuesta.

Este Evento, para que tenga efecto como instrumento redentor, se debe contemplar devocionalmente por algunos segundos durante el día. Ver la luz de Dios invadir el cuerpo mortal de Jesús. Adorar tal evento tiene efectos interiores importantes. Durante el dia cuando recordemos la práctica, la mente le recuerda al corazón el objeto de su devoción y con la práctica el corazón permanece en adoración aunque la mente continúe atendiendo las cosas cotidianas.

LA ENTREGA Y LA CAPTURA DE DIOS

Ahora, contemplemos con todo nuestro ser el siguiente paso de la Pasión de Cristo (es decir de Dios en su faceta de Amor). En las escrituras, se nota cómo Dios ya esperaba su captura; y cuando llega el momento, El se entrega sin reclamo alguno. Esto es importante. Contemplemos y adoremos... Se entrega sin reclamo alguno; sin temor alguno. Pues del Cristo (Dios mismo) no puede nacer tal inclinación, tal vez el Jesús humano sí, como pasó en el Huerto, pero de Dios no puede nacer tal tendencia.

Así pues, en el cuerpo y el corazón humano el temor es vencido por el Amor que tan sólo se da y se entrega, no importando las consecuencias. Pero no nos perdamos. Esto no quiere decir que debamos “imitar” tal actitud. El objetivo es que en la contemplación de este Evento, el Espíritu de Dios vence y derroca a los temores de nuestro corazón.

Esto debe quedar bien claro. Dios no hizo esto para que nosotros nos creamos dioses y hagamos tal heroísmo por alguien más, como El lo hizo. La contemplación y la devoción de este hecho hace que Dios mismo venza y borre de nuestro corazón los miedos aprendidos e innecesarios de nuestro corazón.

Este hecho bien contemplado e interiorizado con la adoracíón, es un instrumento eficaz y Vivo que borra de nuestro corazón esos miedos aprendidos y que nos limitan. Simultáneamente, la conciencia que esos miedos utilizaban, es liberada y nos es devuelta para el uso del Espírtu de Dios.

Este instrumento es para servicio de nosotros de parte de Dios, pues los necesitados somos nosotros y Dios no necesita de consejeros ni ayudantes. Este instrumento es para nuestro beneficio impersonal y Dios lo dejó ahí para ser contemplado y tener un canal para Adorarlo, y con esta adoración, ser activado, y con esa activación, su Comando realiza su tarea salvadora; en este caso, del temor.

¡ Interioricen esto ! Llévenlo al fondo de su corazón infinito y dejen que el brazo de Dios realice su tarea en la contemplación devocional del evento.

¡Es un regalo de Dios!

Ya saben. La práctica es evocar esta imagen en donde Dios se entrega voluntariamente sin temor alguno y adorarlo en esta actitud.

Hacer esto durante el día por algunos segundos cuando lo recordemos sera la puerta que le abriremos para que actúe.


COMPARECENCIA ANTE PILATOS

Pasemos ahora a contemplar el siguiente evento de la Pasión.

Contemplemos
y adoremos....

Dios es llevado ante Pilatos para ser condenado. En las escrituras se nota claramente que Pilatos no quiere condenarlo. Pero, por la presión de los fariseos de ese tiempo y con mentiras, lo logran.
Fíjate bien. Cuando está a solas con Pilatos Dios no hace por defenderse en ningún momento, ni los acusa de la injusticia, simplemente contesta en términos espirituales las preguntas que Pilatos le hace y por lo demás guarda silencio... ASUMIENDO LA CULPA.

Detengámonos
, en este punto que es el que se contempla y adora: Su actitud es la de recibir todas las culpas de los hombres, absorbiendo así los pendientes internos de los hombres. Pero no, no... tengamos cuidado y concentrémonos con los ojos del corazón en lo que se contempla y es lo siguiente: todas las cargas psicológicas que ya tienen los hombres en su forma de culpa, El les da salida a través suyo, aquí y ahora, a todos los que contemplan tal evento.

Ve con profundidad a Dios asumiendo esas cargas en este momento. Adora eso... Todo aquel que lo contempla y lo interioriza es salvado de ellas y es descargado de ellas. ¿Qué es lo que sucede con esas culpas? Desaparecen. No nos quedemos con la idea de que a Dios Todopoderoso le implican una carga; eso es realmente una falacia. El Salvador asume tales culpas de momento y son disueltas en su infinito Ser.

Recreen la escena en su corazón y utilicen este instrumento de Salvación, en este caso de las culpas; a veces ocultas, a veces manifiestas. Este instrumento las hace manifiestas pero para desintegrarlas no para reprochárnoslas.

Otro regalo mas de Dios.....
Eso es la Pasión y la Crucifixión.
Por
ello hace mucho alguien dijo:

“Anuló la cuenta de lo que debíamos; tomó el comprobante y lo clavo a la cruz de Cristo.”


DIOS ES AZOTADO

Bueno. Sabemos que Pilatos al no querer condenar al que llamaban Jesús lo manda azotar. Esto lo hace como dando a entender que tan sólo le va a dar un escarmiento y luego lo soltará. Ya sabemos lo que pasa después, pero dejemos eso precisamente para después.

Fíjate bien en esto, los latigazos representan no un castigo sino una venganza. Representan la ira y el deseo de venganza que inconscientemente se van albergando en nuestro corazón. Estos “depósitos” de ira y deseos de venganza nos hacen actuar de manera equivocada, sin quererlo realmente. Así que deshacernos de ellos es de primera necesidad y la contemplación de este evento logra tal liberación.

Como ya sabes, lo que importa no es lo que nos hace el Evento aunque no sobra saber que estos ejercicios espirituales no son un acto de sacrificio por parte de nosotros, sino un acto diseñado para nuestro beneficio espiritual.

Así pues, lo que se contempla con adoración es a Dios recibiendo y neutralizando la ira y la mala voluntad de los corazones de toda la humanidad que contemple tal evento, con El como protagonista principal. Esto con la ayuda de la visualización de la escena mental y la adoración del evento.

Es muy común que se dificulte la adoración de tales imágenes. Pero les doy una guía para hacerlo. Imaginen la figura humana del Cristo como luminosa y no de carne, como inicio en la práctica; aunque es importante que después puedan adorar la imagen del daño que implicaron esos golpes. Esto no es masoquismo ni sadismo, es simplemente parte importante del método. Aunque es probable que con la visualización de la figura de luz sea suficiente. Sólo Dios decidirá. Es cosa de practicarlo y el Espíritu de Dios los guiará. Recuerden que no se debe hacer sacrificio y sufrir por ello; háganlo como mas cómodos se sientan. Con amor, no con dolor, ni lástima. Se trata de Dios.


LA CORONA DE ESPINAS


Después de mandar a azotar Pilatos a Dios, las autoridades judías lo convencen de que lo crucifiquen amenazándolo con decirle al Cesar que ha pasado por alto a alguien que se autonombra rey e igualándose al Cesar. Por miedo político accede a tal petición sin remedio.

Para ser preparado para esto es entregado a los guardias y éstos lo visten burlonamente como un rey. Y para ello le es preparada una Corona de Espinas; además de que se burlan ampliamente de El.

Ahora bien, observen a Dios hecho hombre recibir todas esas burlas sin reaccionar humanamente. No se defendió, ni grito, ni se rebeló; no insultó ni pidió piedad. No se enfadó por tales burlas, es decir, no actuó humanamente, pues Dios mismo recibía con toda intención todas esas burlas. Contempla con detenimiento y adora tal Evento...

Pues con este acto conciente de Dios, nos libera del orgullo, la arrogancia o del autodesprecio; de ambos extremos de la autoestima... nos equilibra.

Pero observa esa Corona Salvadora y adora ese momento en que Dios esta dispuesto a recibir todos esos “depósitos” de arrogancia o autodesprecio que interfieren para que la ARMONIA del Espíritu Santo fluya libremente, que es nuestro derecho natural.

Como ahora ya sabes, no se trata de un ejemplo a seguir, ni un evento que nos “recuerda” como nos debemos “comportar”. No. Al practicar la contemplación y la adoración de este evento una y otra vez, se realiza la remoción de tales “depósitos” de arrogancia, autodesprecio y desprecio hacia los demás que inconscientemente se han ido acumulando durante nuestra vida.

La práctica de tal adoración limpia nuestro corazón de tales oscuridades y el Comando de Dios que es amor y armonía comienzan a fluir libremente por nosotros. De hecho, recuperamos nuestra verdadera identidad: nosotros somos una chispa de Dios, somos esa armonía, ese amor y esa sabiduría. Su imagen y semejanza...

Este, como los otros Eventos, es un ejercicio espiritual de adoración contemplativa de Dios en situaciones “especiales” que tienen un efecto Real y Vivo en nosotros al realizarlo.


DIOS CARGA LA CRUZ

Este
Evento es maravilloso, pues Dios mismo ayuda al victimario... ¿Si pueden contemplar tal maravilla? En el momento en que Dios carga el madero con el que va a ser asesinado su cuerpo carnal... en ese preciso momento no hay dualidad, no hay contrarios... Fíjense que acto mas colosal de Dios en la tierra. Él mismo se vuelve partidario del victimario y de algún modo lo ayuda para que el gran Evento se lleve a cabo. No sólo no se quejó ni maldijo ni emitió un solo sonido, sino que además, en este evento se convierte en parte del victimario y parte de la victima. Integra las dualidades del mundo en ese acto. Contemplen amigos el portento de este evento realizado por Dios y, entonces, en sus corazones desaparecerá la contrariedad y el conflicto. El sentido de los contrarios.

En la mente es normal que haya contrarios y dualidades pues es el impulso que hace que los pensamientos existan. Los contrastes, las comparaciones, etc. Del mismo modo es natural que en el mundo exterior haya tal impulso que hace que exista.

Pero en el corazón debe ser desalojada tal contaminación. Y este evento lo realiza con la mano artística de Aquel. Erradica el conflicto de nuestro corazón. Se convierte en un receptor íntegro para la manifestación del Espíritu de Dios.

Contemplen y adoren tal Evento. Echen a andar este instrumento para que su corazón regrese a ser lo que era. La piedra angular de nuestro Ser que viene de Aquel que Es.


LA CRUCIFIXIÓN

Como
sabemos, Cristo es crucificado. Recordando lo que Cristo significa: Dios en su aspecto de Amor. Entonces, Dios es Crucificado. Para algunos será una frase escandalosa o loca, pero es necesario comprender este punto.

Pero antes de continuar con esta contemplación, debemos saber que la crucifixión era un procedimiento muy común en esa época, para liquidar a los criminales con faltas graves. La Crucifixión de Dios no fue un caso especial a los ojos de la gente de esa época, pues presenciaban este procedimiento con frecuencia. Y digo esto para desmitificar la crucifixión y ubicar a Dios en el nivel mas bajo que podía caer un hombre en esa época.

Así es, lo especial de este Evento es que Dios mismo pasa por la experiencia de mas baja graduación en la escala humana en esa época. Es decir, el Brazo de Dios llegó hasta el fondo del crisol para levantar, no sólo a los encumbrados, sino también a los mas desafortunados.

Pero contemplemos a Dios, crucificado, sin protestar ni maldecir. Toda esa naturaleza humana inferior siendo vencida en el peor momento en que podía pasar un ser humano. La Cruz es un foro vencedor en donde la naturaleza humana es redimida para que la esencia divina tenga puerta abierta para su manifestación.

Uno quisiera entregarse a Dios con su propia voluntad, pero es la contemplación de esta entrega Divina la que nos arrebata, por decirlo así, y con nuestro consentimiento, y se realiza la reconexión del Espíritu de Dios en nuestro corazón ya acondicionado por los anteriores eventos.

Abrazos....

Escríbeme
Me interesa tu opinión
http://groups.msn.com/EspirituSantoReconexion

 

 

YO SOY LA PUERTA/SUEÑOS/INVESTIGACIÓN

Escrito por eivlys 07-02-2010 en General. Comentarios (4)

 

YO SOY LA PUERTA

 

SUEÑOS RELACIONADOS ENTRE SÍ A LO LARGO DE LOS AÑOS

 

SUEÑO 1: LA CAJA Y ÉL ÁRBOL MUERTO. (Hace años)

 

Veo a mi padre encima de una caja cuadrada, como si fuese un planeta en medio del Universo. Siento la historia del “Principito”. Abre la tapa y entra, aunque se queda en lo alto. Dentro de la caja había un árbol muerto y dentro del árbol un familiar mío. Mi padre vigilaba a este ser querido, porque se preocupaba por él, desde el amor. Cuando vi la película “La Fuente de la Vida” con Hugh Jakqman, el árbol me hizo recordar al árbol de aquella caja. En cierto sentido la destrucción del majestuoso Árbol de la película “Avatares” también me recuerda el árbol muerto de la caja.

 

SUEÑO 2: MI CUERPO ES UNA CAJA DE CARTÓN O DE MADERA (Hace años)

 

Sentía mucho amor y preocupación por una persona muy querida, sentía una luz inmensa en mi interior que tiraba de mis 2º, 4º y 5º chakras. Sentía mi cuerpo como si fuese una caja de madera (como una caja fuerte) a punto de explotar para liberar energía. Algo en sus paredes todavía forzaba hacia dentro para no ceder, para oprimir y aguantar la presión que emanaba de aquella energía.

 

SUEÑO 3: ATRAVIESO EL ESPEJO – LA PUERTA ENTREABIERTA (hace años)

 

Atravieso el espejo con mucha fuerza y alegría, pero cuando entro en el otro lado, veo un castillo y un hombre que me regala todo lo que yo deseaba. Todo en aquel castillo majestuoso era rojo. Pensé que aquello era imposible, que nadie regala nada por nada, pienso que quiere algo a cambio de sus regalos, como no me fío, me voy huyendo para buscar volver al espejo. De pronto se hizo la oscuridad, el espejo había desaparecido y me siento completamente sola y asustada. A lo lejos veo el perfil de una puerta un pelín entreabierta, desde el otro lado hay una luz inmensa. La puerta me habla y me dice: ÁBREME, ÁBREME, ÁBREME. (comparo éste “ábreme”, con “sésamo ábrete”.)

 

SUEÑO 4: ESTOY EN NUEVA YORK - LA PUERTA ENTREABIERTA (hace años)

 

Estoy en un piso oscuro de Nueva York, era de noche pero a punto de destacar el alba. Una persona tiene un percance conmigo, estaba muy enojada porque creía que yo no la atendía, quería que yo le hiciese caso, que estuviese a su disposición al 100%. Creo recordar que había duda entre ayudar a esta persona enfadada conmigo y elegir una puerta que había bastante cerca, una puerta entreabierta que dejaba pasar un hilo de luz desde su interior.

 

SUEÑO 5: FAMILIARES ENTRANDO POR EL TECHO DE UNA CARAVANA (hace 3 meses)

 

Estoy en una caravana, fuera está lloviendo, siento y oigo ruidos, creo que quizás haya ladrones que quieren entrar. Al final son dos niñas, familiares mías, entran por la ventana cuadrada que hay en el techo, ensucian la caravana con el barro. Siento la misma sensación que en el sueño que tuve antaño de la caja cuadrada/planeta con mi padre y el árbol muerto. Aunque esta vez la caravana es rectangular y no cuadrada.

 

SUEÑO 6: DEL 14 DE ENERO DE 2010

 

YO SOY LA PUERTA

 

Era de día pero había oscuridad dentro de la habitación en la que me ubicaba. La luz que entraba venía de la ventana. Me siento oprimida en este lugar del que sentía que teníamos que escapar (era el momento, ahora había una posibilidad de escape), aunque materialmente no puedo decir que hubiese razón alguna para sentirme así porque en realidad no había peligro a la vista. Decido no relatar el sueño sino sentirlo y es cuando siento ahora que YO SOY ese lugar y siento la “CAJA” (cuando me refiero a la caja, me refiero a un sueño que tuve hace años en el que yo sentía que mi cuerpo era una caja con una luz inmensa en su interior que empujaba por salir), pero ésta vez sus paredes no son de cartón, sino de obra.

Hay oscuridad fuera y dentro de las paredes, supongo que hay una puerta pero no me fío de ella, porque sospecho, siento que el peligro vendrá por allí, siento vacío fuera de las paredes del cuarto, creo que no hay nada fuera, nada existe, sólo el vacío.

 

Dibujo en mi libreta de sueños un plano de la habitación y me doy cuenta que el garabato se asemeja a un televisor. Cuando era niña sentía la necesidad de entrar en la tele donde había un mundo de fantasía, donde todo era más bonito, siento ahora el mundo de Oz, o a Mary Poppins cuando salta en los dibujos del suelo, siento la atracción que ejerce sobre mí los cuadros llenos de magia de mi amiga Lali,  sobre todo “El Jardín”.  Creo que quiero escapar por la ventana porque allí hay luz y me oprime estar en este cuarto amenazador que al final no parece serlo.

 

No voy hacia la puerta porque sospecho del vacío, de la oscuridad. Creo que nadie viene a por mí pero yo sí me lo imagino. Sí, siento la oscuridad al final del cuarto, entiendo que no se lo que hay allí: desconozco lo que hay allí porque hay oscuridad. Estoy planeando llevar mis libros sobre salud y emociones y mi estuche/maleta, pero sé que fuera hay como un precipicio y no quiero arriesgarme a tener las manos llenas de libros si me tengo que agarrar a la pared. Había otras dos mujeres que ya estaban saliendo por la ventana: una anciana y otra que podía ser su cuidadora. ¿Cómo se va a agarrar por allí aquella anciana miedosa e impedida? Creo que a través de aquella abertura se veía el mar y el cielo y que había mucha altura. Pienso salir igual que las otras dos mujeres, volveré más tarde a por los libros, pensando en entrar por la puerta principal.

 

La tarde del 14 de enero decido volver a vivir el sueño sintiéndolo con mi cuerpo emocional y visualizando otras posibilidades, haciendo que mi sentir se dejase llevar por posibles nuevas visiones y visualizaciones: una continuación del sueño, a ver lo que me aportan.

 

Siento ahora que el cielo y el mar son decorados de cartón, ficticios. ¡Mi caja de cartón! Hago un movimiento para acercarme a la ventana para observar la situación, valorarla: siento la película de aquel montaje televisivo donde el público observaba en directo como crecía un chaval hasta hacerse un hombre: “el Show de Truman” con Jim Carrey. Pienso que hay similitud con lo que hago con mi blog. Pretendo con este blog compartir con los demás la sabiduría que recibo del Inconsciente Colectivo a través de los sueños y la simbología entre otras cosas… Son casi 15 años de investigaciones que me han servido para encontrarme mejor. No estoy bien pero estoy mejor que antes. Siento una gran fuerza amorosa custodiándome y una parte de mí (ego) busca reconocimiento ajeno, otra compartir este gran amor. No obstante ahora mismo está aflorando otra razón: podría ser un intento de auto-terapia. Soy piscis y por lo tanto hiper-sensible, emocional y emotiva, me afecta más que a ningún otro signo todo lo que ocurre a mi alrededor, desde el sufrimiento ajeno, que me dejó agotada, como las malas energías, las luchas de poder, las venganzas… pero sobre todo las críticas y los juicios… La razón subyacente de este blog, en realidad, podría ser la de desnudarme para enseñarme tal como soy para aprender a no preocuparme por lo que opinarán otras personas de mí. No he visto ningún programa de “Gran Hermano”, lo que se dice ninguno, porque me parece un tipo de “Voyeurisme”, y creo que a la gente le gusta más observar a los demás que aprender a ser su propio observador personal. Cuando la gente critica a otra persona, la desnuda con malicia no con intención de observar neutralmente, sufro por dentro, porque en realidad me pongo en el lugar del que ha sido criticado. En este caso en realidad se ponen en marcha mis emociones avisándome de mi propio trauma: el miedo a ser juzgada, a no ser querida tal como soy, con mis equivocaciones, mis errores, mis torpezas, mis ridiculeces… Por la cantidad de malicias, de perfidias que pueblan nuestras vidas, este mecanismo mío, es compartido por todos, pero yo al ser tan emotiva, me afecta más, por lo tanto he de hacer un esfuerzo superior para curarme. Yo también critico pero como no me gusta y enseguida me siento culpable, suelo hacerlo de boca hacia dentro.

 

Echo la cabeza hacia fuera (de la ventana) para ver como hacen los demás, los que, se supone, escaparon antes que yo. ¿Cómo hacen para agarrarse a la pared de la montaña, del arrecife, que hay fuera de la habitación y no caerse? Siento ahora mismo que aquel cuarto se asemeja a la celda del “Conde de Monte Cristo” cuando se encontraba en la isla antes de escapar e iniciar la búsqueda del tesoro y su venganza. Veo que todo es un montaje, que el suelo no es tan alto, que solo se tratan de planchas de madera, andamios metidos en la pared para que no se cayesen los actores. Veo a la mujer mayor y su cuidadora pilladas con las manos en la masa. Mientras estaba soñando, todo era muy real, la profundidad del vacío, la altura de la montaña o arrecife, sin embargo había algo en mi interior que también me indicaba  que se trataba de un cuento, de una fantasía. ¡Con razón la mujer mayor, miedosa e impedida que estaba en el cuarto conmigo, salió por la ventana con aparente valentía!  Analizo mi sentir sobre como me han podido engañar de esta manera, cuál fue el mecanismo que permitió que yo me dejase engañar así.  Creo que no me daba cuenta de la realidad porque yo estaba/estoy dormida, estaba/estoy en la vida, en el mundo, sin realmente estarlo, no me paraba/paro realmente a observar, a sentir, a tocar, acercarme a las cosas para sentirlas. Todo lo hacía/hago desde la lejanía, no desde el presente. ¿No me involucro en mi entorno, con mi entorno por miedo? No estoy nunca aquí y ahora. No me comunico con mi entorno, con todo lo vivo, con la materia, las cosas, las plantas, las personas, los animales.. lo veo desde la lejanía de la mente, que no se involucra en la materia. Mi mente piensa y yo soy mis pensamientos, pero yo soy a medias. No soy yo, me falta algo. Yo no soy el entorno, no, nunca me incorporo en el Todo, estoy, me siento separada del Entorno, del Todo, no me siento completa en esta lejanía, me siento lejana, aislada, olvidada, perdida en mi “YO SOY PENSAMIENTO”.

 

Reflexión: Todo me indicaba que debía huir por la ventana pero al pensar que no podía huir con mis libros sobre sanación, me estaba angustiando, no los quería dejar atrás. Por otro lado había una voz interior que me decía que yo decidiría más tarde volver a por ellos entrando por la puerta pero desde el exterior. Desde luego si analizo la lógica del sueño, esto es ridículo: si no soy capaz de salir por la puerta y lo hago por la ventana (algo todavía más difícil) para luego entrar desde fuera por esta misma puerta a la que tanto temía para recoger mis libros, estoy dando un rodeo peligroso para nada, gastando una energía y un tiempo en balde. El sueño mi indica mi tendencia inconsciente a actuar tontamente, pero al analizarlo, al darme cuenta de que todo es un montaje, me invita a dejarme de rodeo y abrir esta puerta que tanto temo. ¡Me indica que deje ya de complicarme tanto la mente!

 

Le pregunto a la anciana (en la realidad se trata de una persona a la que he atendido durante mucho tiempo pero que ahora no quiero atender más por ocuparme sólo de mi misma) y a su cuidadora montadas teatralmente en los andamias de decorado, el porque de su engaño. Me contestan: “te queremos guardar con nosotras, no queremos que te vayas”. “Pero no os dais cuenta de la cantidad de energía que empleasteis para montar todo este tinglado, decorado… podríais usar, emplear este tiempo, esta energía en vosotras mismas, en buscaros en vez de intentar retenerme. Estáis viviendo mi vida, no la vuestra!

 

¿Quién es la cuidadora de la anciana? Yo. Llevo 3 meses dejando de atender a esta persona en la realidad para solo ocuparme de mi misma, pero se ve que mi EGO me ha montado una película para retenerme, debido a mi sentimiento de culpa.

 

Bueno, yo no voy a salir por una ventana imaginaria sino buscar el medio de usar la puerta, pero quizás la puerta no exista porque YO SOY LA PUERTA. Siento que yo soy la puerta del Mundo si consigo relajarme, estando en paz, en la ausencia del miedo, sobre todo el que me juzguen, en este caso de egoísmo. Recuerdo que hace 15 años recibí en sueños esta frase: MI CUERPO ES UNA PUERTA ENTRE LAS DOS DIMENSIONES A TRAVÉS DE LA CUAL TRANSCURRE MI VIDA.

 

ANOTACIONES:

 

Ayer estuve en la primera parte (de dos) del TALLER DE PROGRAMACIÓN MENTAL de PILAR ALMAGRO, que impartió en el colegio Doctor Fleming: la sede de la asociación SOMOSUNO. Fue fenomenal y asistió muchísima gente. Fuimos tantos que le faltó material a Pilar, pero tuve yo la suerte de poder tener una carpeta. El taller fue práctico y esta mañana me puse a leer el material escrito.

 

Nos cuenta Pilar que nos quedamos atrapados en un mundo de Ilusiones creado por nuestra mente y que inconscientemente repetimos pautas negativas, o atraemos circunstancias que no deseamos a partir de “anclajes” adquiridos en el pasado, pero que podemos cambiar estos anclajes negativos e ilusorios por otros anclajes, anclajes positivos, anclajes de amor. Ella prepara y usa técnicas, visualizaciones… que en cierto modo podemos comparar con otras técnicas como las afirmaciones positivas de cintas como las de Louise Hay, del Dr. Dyer, las repeticiones metafísicas del YO SOY con las llamas de Saint Germain, las afirmaciones diarias del Curso de Milagros, las oraciones de las religiones… Pilar usa también la meditación e insiste en el sentir. Nuestra mente es la que crea nuestra realidad, así que cambiemos nuestra mente para crear una realidad más acorde a la luz y el amor que hay en nuestro interior.

 

Hablando del subconsciente escribió algo que me llamó la atención personalmente, dice que consideramos a la mente como una  GRAN CAJA NEGRA que nadie sabe como funciona, pero sin embargo decide y controla nuestra vida.

 

En otra parte me volvió a llamar la atención cuando usó la palabra “Zarza”. Dice que las ZARZAS son semillas de pensamientos negativos y limitantes que plantamos en el pasado.

 

Os recordaré la explicación que di a Mayte, en mi artículo “LA ZARZAMORA” del 27/9/2009/en el apartado experiencia, sobre el uso de la espada de nuestro lado masculino para cortar todas las ideas preconcebidas y erróneas que tenemos en mente.

 

PILAR ALMAGRO: PSICOTERAPIA TRANSPERSONAL

639 50 18 89

pilar_almagro@ya.com

 

CONCLUSIÓN: Al día de hoy.

 

Todos mis sueños a lo largo de estos últimos años, tanto con la puerta como con la caja, e incluso con la caravana - aunque no aparezca en lo poco que he relatado - tienden a hablarme de mi preocupación por los demás y mi sentimiento de culpa por no saber o poder atenderlos. Lo relaciono con la visión que tuve con una música sacra de Amadeus Mozart que me hizo escuchar una amiga hace ya casi dos años (ver experiencia telepática Rosa/Roma/Conejo 2º parte.) y con las enseñanzas del Curso de Milagros que intento practicar a diario. Nos merecemos lo mejor, vayamos en busca del cielo prometido y seamos ejemplos a seguir para los que sufren sin imponernos. Cambiemos nuestros pensamientos para atraer a nosotros todo lo bueno que merecemos. Mis sueños me indican que sigo presa de una mente oscura – la caja negra - miedosa, llena de culpa que impide la explosión de la luz interior que todos tenemos dentro. Debo aprender a vivir más el momento presente, no preocuparme tanto, meditar más y sobre todo sentir el aquí y ahora, usar todos mis sentidos… además de practicar visualizaciones positivas y seguir teniendo afirmaciones creativas y placenteras.

 

 

Sylvie