EIVLYS

Escrito por eivlys 09-09-2009 en General. Comentarios (1)

EIVLYS

 

¿Quien es Eivlys?

 

Eivlys soy yo Sylvie, soy belga, nací en Bruselas en 1963, donde estudié una diplomatura en traducción en alemán, castellano y francés. Soy una persona hipersensible, muy emotiva y emocional. Cualquier cosa me afecta en demasía. En un principio lo veía como un defecto, porque asociaba la sensibilidad con debilidad, hoy sé que no es así, que vivimos en un mundo hostil que quiere hacernos ver que la sensibilidad es un defecto. Si aprendemos a llevar bien nuestra especial personalidad, es una puerta hacia el sol y el amor.

 

Muy temprano se me ocurrió escribir mi nombre al revés y descubrí a EIVLYS. En seguida se me vino a la mente la flor Edelweiss, la única flor que se encuentra en las cumbres montañosas y me encantó. Fue solamente muchos años más tarde cuando me dí cuenta que allí es donde mi Ser Interno quería que fuese a recogerla.

 

http://eivlys.blogspot.es/img/edelweiss.jpg  

 

¿Por qué Eivlys? Porque realmente tuve que ponerme del revés para volverme a encontrar y si os adentráis en este blog os daréis cuenta que todo el mundo debe iniciar un camino al revés, el camino de regreso a uno mismo, del exterior hacia el interior, de la oscuridad hacia la luz, del odio hacia el amor, de la tristeza hacia la alegría, de la escasez hacia la abundancia, de la angustia hacia la paz, de ROMA HACIA AMOR...

 

Al ser hipersensible, al dudar tanto de mí misma, también soy muy miedosa, lo que hace que tengo tendencia a ser depresiva. No digo tendencia a la depresión, porque creo que al final siempre hubo algo que me impidió sombrar en ella, pero sí soy - cada día menos - depresiva. Hace muchos años, llegue a estar tan mal, que busqué una salida y fue a través de la espiritualidad. No soy religiosa, nunca me han gustado las religiones, pero sí siempre pensé que había algo más grande que nosotros y lo busqué.

 

Una ventaja que tienen las personas muy sensibles es que a la vez pueden llegar a ser muy sensitivas. Y esto es lo que pasó conmigo. Pedí respuestas y las recibí, trabajé mis sueños, luego  me vinieron los símbolos y hoy me dedico apasionadamente a investigar e interpretar tantos los sueños como los símbolos usando el raciocinio, la intuición, la meditación, las canalizaciones, las visualizaciones ... un montón de herramientas que están a la disposición de todos.

 

Por un lado todo fue maravilloso, por otro no lo fue tanto, ya que cuando uno empieza el camino de regreso a casa tiene que enfrentarse a sus propios demonios, a su lado oscuro  o a nuestro EGO. Así me hicieron descubrir que no sabía quien era yo. Yo soy una persona, una personalidad que creé inconscientemente, equivocadamente, alejándome del núcleo que cada uno tiene en su interior, que cada uno de nosostros es: una parte de luz, una parte divina: una "Chispa Divina."

 

Fue como si las paredes de mi propia persona, de mi propio yo se derrumbasen, hechas añicos en el suelo. Sólo quedó el caos y hubo que reconstruir una nueva Sylvie, una Sylvie que no dejará nunca de crecer y de construirse. Tuve que recoger los pedazos que aún valían la pena y crear otros mejores.

 

Empecé a leer cosas hace unos 16 años, a informarme... Los sueños empezaron a ser más intensos, más vividos, más sentidos como llamándome la atención y fue más o menos en 1996 cuando empecé a anotar mis primeras aventuras oníricas. Buscando un sentido más profundo en mi vida dejé un empleo  y exploré otras alternativas, me hice voluntaria en hospitales y ayudé y acompañé a personas terminales a traspasar el umbral entre el mundo físico y el espiritual. No me asusta la muerte pero sí el sufrimiento. Me apunté a cursos de numerología tántrica y flores de bach que me ayudaron a conocerme emocionalmente mientrás volvía al mundo laboral. Publiqué 10 números de la Revista de las Emociones: Eivlys en los años 2000 y 2001 y actualmente intento investigar las incidencias de la emociones negativas en mi propio cuerpo, provocándome enfermedades.

 

Después de prácticamente dos años retirada de la vida social, que aproveché para recuperarme emocionalmente e investigar más a fondo, he decidido volver, pero como uno de mis defectos era que en gran parte hacía todo lo que hacía con el afán de destacar, de llamar la atención, muchas veces imponía mis ideas, mis descubrimientos a los demás. Para evitar esta actitud pensé que era tiempo de crear un blog, en el que expondría mis cosas, mis ideas, mis investigaciones sin oportunar a nadie, sin forzar nadie, sólo iría al blog el que realmente se interesase por estos temas.

 

Como sigo el camino del revés, unas veces firmaré mis artículos con mi nombre SYLVIE, otras veces con el otro, el del revés, el que está más cerca de mi ser interno, de mi Yo Superior: EIVLYS.